24 de mayo de 2012
24.05.2012
sin gaita ni tambor

Terapia matemática

l La cátedra de Santos González desarrolla una experiencia piloto con la tercera edad l Licenciados de la Facultad de Ciencias, cada vez más solicitados por multinacionales

24.05.2012 | 05:26

En una sociedad como la nuestra, de las más envejecidas de Europa, resulta que las matemáticas pueden convertirse en una excelente técnica terapéutica como el profesor de la Universidad de Oviedo Santos González Jiménez, catedrático de Álgebra de la Facultad de Ciencias, y su equipo, está aplicando con resultados verdaderamente sorprendentes en grupos de centros de mayores en colaboración con otra terapéutica importante, la música, que desarrolla la Fundación Pelayo que con tan buena mano y oído aplica su directora, Tina Gutiérrez.


Santos González Jiménez, uno de los más importantes matemáticos de nuestro país, vicepresidente de la Real Sociedad Matemática de España, que el pasado año celebró su centenario, se encuentra inmerso en la decidida formación de universitarios que a través de su especialización en matemáticas encuentran buenas salidas profesionales a través, por ejemplo, de una joven empresa asturiana radicada en Gijón, Neometrics, creada por José Luis Flórez y otros antiguos alumnos de esta cátedra, empresa ahora absorbida por la multinacional Accenture, que viene incorporando a su plantilla, o facilitando la incorporación a otras empresas del sector, a universitarios asturianos especializados en matemáticas. Dentro de unos días, por ejemplo, incorporará una veintena de nuevos titulados, y no serán los únicos, salidos de la Facultad de Ciencias, lo que supone un claro ejemplo de lo que viene proclamando el rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, la necesidad de acercar cada vez más la institución a la sociedad y también de facilitar cada vez más la salida profesional a los titulados.


Precisamente la aplicación de las matemáticas en la música se tradujo hace unos meses en la grabación de un cd en el auditorio Teodoro Cuesta de Mieres titulado «Monumentum pro mathematica», compuesto por Guillermo Martínez y dirigido por el maestro Yuri Nasushkin y que fue entregado al Príncipe Felipe cuando recibió con motivo del centenario a los responsables de la Real Sociedad Matemática Española.


La cátedra de Inteligencia Analítica avanzada de nuestra Universidad, a cuyo frente está el profesor Santos González, al que no hace mucho se le rindió un emotivo homenaje en Zaragoza de donde vino hace ya años a ejercer la docencia y la investigación en la Universidad asturiana, prepara y realiza también programas para niños que han venido desarrollándose con un gran éxito en la Laboral bajo el título de «Matemáticas con los Simpson», realizados por Abel Martín y Marta Martín Sierra, ya que en la famosa serie de televisión, de éxito mundial, se encuentran abundantes alusiones aritméticas en los encerados de las aulas de Bart y Lisa, sus principales protagonistas, y es que, curioso, los creadores de los Simpson son matemáticos.


Para el profesor Santos González y su equipo, las matemáticas son una magnífica técnica terapéutica de excelente aplicación en niños y en mayores a través de la música, el arte o el cine -la cultura en una palabra-. Ahí está también la famosa serie televisiva de los hermanos Scott, «Numbers», cuyos guionistas fabrican cada semana un capítulo -thriller policiaco- basándose en las matemáticas.


Fue la semana pasada en el centro para mayores que el Principado tiene en la Tenderina cuando medio centenar de ancianos asistió a una terapia musical con ejercicios de números aplicada por la cantante Tina Gutiérrez y el profesor Santos González. Los ejercicios basados en matemáticas, combinados con música asturiana, sirven para que estos ancianos, algunos de ellos, incluso, presentando síntomas de Alzheimer, mantengan el cerebro activo, precisamente como prevención y lucha contra esta enfermedad que afecta en estos momentos en Asturias a más de 16.000 personas, experiencia piloto en la que la becaria Esther García está realizando una importante labor.


Los talleres dedicados a los niños fueron visitados hasta finales del pasado año por más de 10.000, estando ahora la iniciativa a ralentí ante la disminución de subvenciones que se esperan recuperar una vez inicie su andadura el nuevo Gobierno del Principado. El objetivo que se busca, y se está consiguiendo, es que los niños vean las matemáticas como una disciplina atractiva y disfruten con su aprendizaje. Las matemáticas, en opinión de los responsables de la cátedra de Inteligencia Analítica Avanzada, deben ser una materia estrella para los chavales, imprescindible en su formación para cuando accedan a estudios superiores.


«Mathmusic», la belleza de la música y las matemáticas al servicio de las técnicas terapéuticas, es programa desarrollado por Santos González y Esther Lorenzo. «Martematemáticas», de Fernando Corbalán, supone también una importante actividad creativa y docente de esta cátedra de la Facultad de Ciencias.


La Universidad de Oviedo debe, por tanto, implicarse cada vez más en la sociedad asturiana y en la formación de sus gentes para que Asturias aproveche al máximo sus sinergias. La labor formativa e investigadora de esta cátedra de Inteligencia Analítica Avanzada es fundamental para ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído