Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo lo tiene "muy difícil" para que un juez le devuelva la Vega, dicen los juristas

Los expertos afirman que los "derechos históricos" que alega el Alcalde para tratar de recuperar los terrenos carecerían de peso en los tribunales

Oviedo lo tiene "muy difícil" para que un juez le devuelva la Vega, dicen los juristas

Oviedo lo tiene "muy difícil" para que un juez le devuelva la Vega, dicen los juristas

El Ayuntamiento de Oviedo lo tendría "muy complicado" si decide enfrentarse al Ministerio de Defensa en los tribunales para tratar de recuperar para la ciudad los terrenos de la Fábrica de Armas de la Vega. Al menos esa es la opinión de los expertos en Derecho e historiadores consultados ayer por este diario, que consideran "prácticamente imposible" que el Consistorio pueda convencer a un juez con el argumento esgrimido el sábado por el alcalde del municipio. Wenceslao López sostiene que el Ayuntamiento "cedió los terrenos hace siglo y medio al Ministerio de la Guerra para fabricar armas y defendernos de los franceses" y que "al haber finalizado esa necesidad" la parcela debería revertir "a quienes la cedieron". Los expertos mantienen que esos "derechos históricos" no tiene el peso necesario para ganar en los tribunales.

"La figura de la reversión, es decir que los terrenos expropiados sean devueltos a su propietario una vez que finalice el uso para el que fueron utilizados, fue limitada por la ley hace años. Desde la perspectiva jurídica no sería nada fácil que el Ayuntamiento consiguiese algo con la Vega por la vía de los tribunales", asegura Raúl Bocanegra, abogado y catedrático de Derecho Administrativo. Bocanegra lo tiene tan claro que "si me dieran a elegir de que lado estar como profesional elegiría el de Defensa". No obstante, según sostiene, "es evidente que el papel del Ayuntamiento es agotar todas sus posibilidades legales para tratar de recuperar los terrenos de la Vega".

Otro catedrático de Derecho Administrativo, Leopoldo Tolivar, se mantiene en una línea similar. "La justicia es impredecible, pero yo sería más partidario de buscar un acuerdo con el Ministerio antes que acudir a los Juzgados", afirma Tolivar, que además es el presidente de la Academia Asturiana de Jurisprudencia. "Han pasado muchísimos años. Hay cosas como la prescripción que pueden jugar en contra de los intereses de Oviedo. En mi opinión sería un enredo judicial histórico de mucho cuidado", explica Tolivar. "La verdad es que por los años transcurridos y fijándose en otras situaciones similares que uno conoce, el peso del tiempo nunca va en favor del que reivindica. En materia administrativa, el paso del tiempo haría inviable cualquier pretensión. Me temo que sería muy complicado", subraya.

Leopoldo Tolivar aconseja tratar de conseguir los terrenos de la Vega por otras vías. "Esos títulos históricos creo que se deben esgrimir como causa moral, como causa social ante un Ministerio que debe defender los intereses generales de la población antes que la especulación", señala. "Insisto en que es muy difícil conseguirlos por la vía judicial, pero si alguien tiene una opinión distinta yo estaría encantado de que se lograse como vecino de Oviedo".

Javier Fernández Conde, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Oviedo y sacerdote, asegura que el Ayuntamiento de Oviedo, para empezar, "no puede tratar de recuperar unos terrenos que nunca fueron suyos". El historiador afirma que el suelo de la Vega "siempre perteneció a la comunidad de monjas benedictinas que vivían en el monasterio de la Vega y que fueron expoliadas de mala manera". Las monjas se fueron al convento de las Pelayas, "pero la abadesa se murió con la esperanza de poder volver algún día a su monasterio". Fernández Conde tiene muy claro que el Ayuntamiento fue el que en su día cedió los terrenos al gobierno central "sin que fueran suyos". En su opinión, "sería algo muy bueno" que Defensa devolviera la parcela, "aunque jurídicamente no creo que se consiga mucho".

La cronista oficial de Oviedo Carmen Ruiz-Tilve, es de la misma opinión. "Ahora mismo esos terrenos son de las Pelayas, que son las herederas de la desaparecida comunidad de monjas que vivían en la Vega y que fueron desalojadas a base de mentiras. Me consta que ellas están dispuestas a cederlos a la ciudad, pero hay que tener eso muy en cuenta para no saltarse ningún paso", señala. Sea como sea, Ruiz-Tilve sostiene que hacerse con la parcela de la Vega "es fundamental para el futuro desarrollo de la ciudad".

Compartir el artículo

stats