Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HUCA convoca concursos para repescar a médicos perdidos en los últimos traslados

Los sindicatos barajan medidas legales contra los procesos selectivos que dan prioridad a la experiencia en técnicas de alta especialización

Área de urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha convocado una serie de concursos destinados a recuperar médicos interinos y eventuales que tuvieron que marcharse del complejo sanitario ovetense como consecuencia del reciente proceso de traslados. Las convocatorias estipulan que, en la evaluación de los candidatos, se valorarán determinados conocimientos y habilidades, como el trasplante de corazón en el caso de cirugía cardiaca; de la neumología ocupacional en el caso del área de Silicosis; o del deterioro cognitivo y las demencias, en el caso de la neurología.

Algunos sindicatos sostienen que estas convocatorias no se ajustan a la normativa y barajan adoptar medidas legales contra las mismas. El principal argumento de las organizaciones sindicales es que algunas plazas del Servicio de Salud del Principado (Sespa) pueden perfilarse -es decir, exigir determinada formación específica para desempeñarlas- en la propia definición de los puestos cuando se diseña la plantilla orgánica, pero que estos requisitos no pueden ser estipulados de forma arbitraria en las convocatorias.

En términos generales, los sindicatos estiman que los procesos selectivos de médicos han de estar regidos de forma preponderante por criterios de antigüedad, pues de otro modo se corre el riesgo de que los responsables de los servicios incurran en favoritismos subjetivos a la hora de formar sus equipos. En el extremo contrario, los jefes de servicio apelan a la condición del HUCA como hospital de referencia regional para reclamar que en la confección de las plantillas se otorgue una mayor preponderancia a la cualificación de los aspirantes.

Las numerosas convocatorias publicadas recientemente para cubrir plazas temporales en el HUCA constituyen, en buena parte, la consecuencia del concurso de traslados que se está llevando a cabo en toda la sanidad asturiana. Tal y como adelantó este periódico, dicho proceso de movilidad tuvo una especial incidencia en el centro sanitario ovetense. La llegada de médicos con plaza fija que provenían de otros hospitales implicó el desplazamiento de algunos facultativos interinos y eventuales que desarrollaban tareas de alta especialización. Se trata de funciones que los nuevos propietarios de esas plazas no pueden desarrollar (al menos, en un primer momento) porque carecen de la experiencia necesaria.

En esta tesitura, los responsables sanitarios se han visto obligados a convocar determinadas plazas con el fin de garantizar la continuidad de técnicas y procedimientos considerados estratégicos. Por consiguiente, el proceso de movilidad de saldará con el engrosamiento de las plantillas de algunos servicios. Como es natural, a estas convocatorias puede acceder cualquier facultativo que cumpla los requisitos. Sin embargo, en la práctica se buscan perfiles muy similares -si no idénticos- a los de los médicos que tuvieron que marcharse al llegar los nuevos propietarios de las plazas que ellos desempeñaban de forma interina.

Algunas de las convocatorias publicadas permiten hacerse una idea de las tareas altamente especializadas que los dirigentes del HUCA quieren preservar. En el caso de una plaza de cirugía maxilofacial, se establece que "se valorará específicamente conocimientos, formación y experiencia en cirugía maxilofacial infantil (...); planificación convencional y en 3D, y tratamiento de las deformidades faciales; y patología de la articulación temporomandibular".

Entre tanto, la convocatoria de cirugía cardiaca señala que "se valorarán específicamente los conocimientos y formación, tanto académica como práctica, en el campo de la cirugía coronaria sin circulación extracorpórea, trasplantes cardiacos, cardiopatías estructurales y asistencia circulatoria". En una plaza de neurología se anuncia una atención particular a "conocimientos, formación y experiencia acreditada en deterioro cognitivo y demencias".

Al Sindicato Médico de Asturias (SIMPA) no le ha gustado nada lo que denomina "avalancha de convocatorias de plazas temporales". En su página web, la organización sindical ironiza diciendo que "en casi todas se define hasta el DNI necesario para optar a la plaza". Y subraya que "toda convocatoria que no se ciña estrictamente a lo recogido en el Pacto de Contrataciones vigente, puede ser objeto de impugnación por cualquiera que se considere afectado". Más en concreto, el SIMPA indica "en aquellas convocatorias en las que se recoja un perfil, éste puede ser también impugnable si no cumple unos mínimos requisitos. En cualquier caso nunca podrá superar lo especificado en el Pacto de Contrataciones".

Estas críticas son compartidas, con matices, por el sindicato Usipa y por Comisiones Obreras. Según Usipa, "claramente no existe buena fe cuando de las 19 plazas convocadas, las 19 tienen perfil, por lo que valoraremos que medidas adoptamos".

Compartir el artículo

stats