03 de marzo de 2017
03.03.2017

Una furgoneta se empotra contra una tienda en Marqués de Pidal

El vehículo había chocado previamente con un taxi y ambos conductores, de 30 y 52 años, resultaron heridos leves

03.03.2017 | 01:36
La furgoneta que se estrelló ayer contra una tienda de telefonía en Marqués de Pidal.

Los conductores de un taxi y de una furgoneta resultaron ayer heridos leves después de chocar con sus vehículos en Marqués de Pidal. Tras el impacto, la furgoneta se empotró contra una tienda de telefonía móvil situada en el número 10 de la calle, en la esquina con Gil de Jaz.

El accidente ocurrió a primera hora del día, hacia las 7.15 cuando la furgoneta, procedente de Toreno, circulaba por Marqués de Pidal para incorporarse a la calle Independencia, mientras que el taxista iba por Gil de Jaz con la intención de girar luego a Marqués de Pidal. Por causas que la Policía Local está investigando, ambos vehículos colisionaron y uno de ellos impactó con la puerta principal de la tienda de telefonía.

El conductor de la furgoneta, J. J. R. O., de 30 años, y el taxista, V. M. C., de 52 años, salieron de los vehículos por su propio pie y buscaron asistencia sanitaria al presentar lesiones leves. La furgoneta presenta numerosos daños materiales en la parte delantera y la puerta del establecimiento también ha resultado afectada. Además, la Policía Local trabajó varias horas para restablecer el tráfico en la zona.

Recientemente, el domingo pasado, otro conductor se estrelló con su vehículo contra un edificio de la esquina de la calle Martínez Marina y Campomanes y dio positivo en alcoholemia. La Policía Local encontró al conductor, un joven de 30 años, a las 8 de la mañana cargado de alcohol. Junto a él estaba su acompañante, de 38 años, que tenía heridas de pronóstico leve y fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El conductor fue trasladado al cuartel del Rubín, donde se le sometió a tres pruebas de alcoholemia. La más baja ofreció un resultado de 0,69 gramos de alcohol, cerca de tres veces el límite permitido y por encima de la cantidad que implica un proceso de carácter penal.

Los vecinos de la zona fueron los que dieron aviso al 092 al oír el estruendo que produjo el choque contra un bajo comercial vacío del inmueble.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook