Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Defensa exige al tripartito que asuma que el Estado quiere hacer dinero con la Vega

El gobierno central pide que se clarifiquen las posiciones sobre la titularidad de la fábrica en la primera reunión sobre el futuro de la parcela

Jarro de agua fría de Defensa ante las expectativas municipales sobre los terrenos de la fábrica de armas de la Vega. Después de que el Ministerio y el Ayuntamiento se intercambiaran varias cartas para poner en marcha un grupo de trabajo que permitiera desbloquear la situación del gran recinto fabril a la entrada de la ciudad, Madrid acaba de precisar al Ayuntamiento que la titularidad de la fábrica no entra dentro de las negociaciones. La fábrica de la Vega es propiedad de Defensa, el Estado tiene pensado sacarla a la venta a precio de mercado y cualquier acuerdo sobre esos terrenos está condicionado a que el Ayuntamiento acepte ese punto de partida.

El Ministerio de Defensa pone las cartas encima de la mesa de cara a una primera reunión del grupo de trabajo que tendría lugar durante la primera quincena del mes de octubre. Si hasta ahora el Alcalde había insistido a Defensa en la posibilidad de discutir jurídicamente a quién pertenecían los terrenos, el directro general de Infraestructura de Defensa, Eduardo Zamarripa, acaba de dejar el punto de vista de Madrid meridianamente claro en una carta enviada la semana pasada al Ayuntamiento. Todas las partes del grupo de trabajo organizado sobre la Vega, explica, "deben partir de la premisa de que la propiedad del inmueble es del Estado y que se encuentra afectado demanialmente a la Defensa Nacional". Esa parece, pues, la primera y casi única condición que el Gobierno central le pone al Ayuntamiento para negociar y es "el primer asunto que debe clarificarse desde la primera reunión", indica el ministerio. Y si el Ayuntamiento no aceptara estas condiciones, alertan desde Madrid, "el ministerio de Defensa tendría obstáculos jurídicos insalvables para firmar cualquier acuerdo que pudiera perjudicar tanto el contenido como el valor económico de esta premisa".

El ministerio justifica su postura como la obligación que "por ley" tiene el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) de que los terrenos desafectados de Defensa "sean enajenados con carácter oneroso, es decir, a cambio de contraprestaciones de valor económico equivalente a su precio de mercado".

La postura de Defensa choca frontalmente con la posición del tripartito ovetense, que había llegado a plantear la posibilidad de pleitear ante los tribunales sobre los derechos de propiedad de la fábrica y que acariciaba, ahora, una cesión por parte de Defensa.

El choque entre la postura municipal y la del ministerio se verá en la primera reunión del grupo de trabajo de la Vega, fijada para la primera quincena de octubre en Madrid. Por parte del Ayuntamiento, se planteó que en este equipo estén tres representantes municipales, además del Alcalde, y dos representantes del Principado. Defensa explica que a la primera reunión acudirá el director general de Infraestructura, el subdirector general de Patrimonio y un representante del Invied. También se está valorando la presencia de alguien del área de Fomento, ya que Defensa ha invitado a participar en las reuniones al gabinete del ministro Íñigo de la Serna dada la conexión de la autopista "Y" con los viales que rodean la fábrica.

Compartir el artículo

stats