15 de marzo de 2019
15.03.2019

Oviedo amplía a ocho los semáforos preparados para instalar cámaras contra los infractores

El Ayuntamiento no aumentará el número de fotorrojos, pero rotará los cuatro que ahora están fijos por otros "puntos conflictivos" de la ciudad

15.03.2019 | 01:10
Oviedo amplía a ocho los semáforos preparados para instalar cámaras contra los infractores

El Ayuntamiento de Oviedo doblará el número de semáforos con capacidad para instalar fotorrojos, las cámaras que sirven para cazar a aquellos conductores que pasan en rojo y son merecedores de una multa. En la ciudad hay actualmente cuatro de esos dispositivos colocados en puntos fijos y el Consistorio no tiene previsto adquirir más, pero los fotorrojos rotarán ahora por otros cuatro "puntos conflictivos" de Oviedo con el fin de reducir el alto número de incumplimientos que se registran actualmente en esas zonas. "La idea es que los dispositivos sean itinerantes por esos puntos sensibles", explica el concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Ricardo Fernández.

Actualmente hay dos fotorrojos fijos en el entorno de la rotonda de la Cruz Roja, uno en el semáforo de entrada a la ciudad desde el Bulevar de Santullano y otro en la intersección de la calle General Elorza con la glorieta para los coches que salen o circulan hacia la calle Adelantado de La Florida. Otro de los dispositivos se encuentra en la zona que se cruza la avenida de Santander con General Elorza -en sentido Pepe Cosmen- y el cuarto se encuentra en la entrada a Oviedo desde la autopista por la Plaza de Castilla.

Los nuevos semáforos con capacidad para que se coloquen los fotorrojos -algunos de ellos ya cuentan con los sistemas necesarios para que se instale la cámara- son los siguientes: el situado en la intersección de la calle Independencia con la rotonda de la Plaza de la Libertad -antigua Coronel Teijeiro- en sentido ascendente hacia la calle Real Oviedo, el de la calle Adelantado de la Florida con la rotonda de la Cruz Roja en sentido General Elorza, el que está en Avenida del Mar con la calle Puerto Rico y el situado en la intersección entre la calle Tenderina Alta con Río Caudal, en sentido descendente hacia Colloto.

El concejal de Seguridad Ciudadana asegura que la medida no tiene ningún afán recaudatorio. "Si quisiéramos recaudar más compraríamos otros cuatro fotorrojos más, no los rotaríamos. Lo que buscamos es mejorar la seguridad en algunas zonas en las que se han detectado problemas", explica Ricardo Fernández. Según señala el concejal, en los últimos años se han rebajado el número de multas impuestas a consecuencia del fotorrojo. "Hace unos años se registraban unas 60.000 al año y durante el último ejercicio no llegamos a 39.000", asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído