Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las piscinas del Parque del Oeste estrenan un sistema pionero anti ahogamiento

Un dispositivo avisa al socorrista si el nadador permanece más de 30 segundos con la cabeza bajo el agua

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las piscinas del Parque del Oeste son las más avanzadas tecnológicamente del mundo. Así lo afirmó esta mañana el director de la empresa que se ha encargado de la puesta en marcha de un sistema anti ahogamiento como adjudicataria del contrato municipal de socorristas, paralizado por la pandemia desde marzo.

Su funcionamiento es sencillo. Todos los usuarios -particulares o de equipos federados- recibirán un pequeño dispositivo al llegar a la piscina que deberán enganchar al gorro o a la cinta de las gafas. El artilugio emite una señal que llega hasta un reloj o un colgante del socorrista y a una gran pantalla instalada al fondo . En caso de que el nadador tarde más de lo normal en sacar la cabeza del agua (el tiempo es revisable), el profesional sentirá una vibración y al mirar la pulsera sabrá en qué punto exacto está esa persona. Además, el usuario podrá ver sus tiempos y marcas personales en la pantalla e incluso descargarse un app para comprobarlo por su cuenta. El sistema -sólo para piscinas cubiertas- se instalará tamibién en las instalaciones de La Corredoria, que abrirán en julio.

"Hasta ahora había sistemas de prevención de ahogamiento y registro de tiempos, pero nunca de manera simultánea. Además, hemos añadido otra funcionalidad por el covid-19. Cuando dos personas estén más cerca de la distancia permitida, el socorrista recibirá una notificación", explica Javier Bosch, el director de la empresa autora del sistema, NAGI Smartpool.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats