Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deporte, la naturaleza y la Guerra Civil, claves del plan para “dignificar y revivir al Naranco”

La recuperación del monte incluye el diseño de cuatro nuevas rutas que suman 46 kilómetros para “atraer turistas de distintos perfiles”

naranco

Un Naranco para todos los públicos. Así podrían resumirse los objetivos del plan municipal para la recuperación del totémico monte ovetense, cuyos trabajos acaban de comenzar. El proyecto del gobierno de Alfredo Canteli (PP) incluye entre sus prioridades potenciar cuatro grandes itinerarios temáticos centrados en la Guerra Civil, los neveros, la biodiversidad y el deporte. En total, 46 kilómetros de nuevas rutas para “atraer turistas de distintos perfiles”. Las actuaciones se prolongarán durante doce meses y, según fuentes municipales, “supondrán la dignificación y la resurrección del Naranco tras años de abandono”.

El ejecutivo local considera desaprovechados muchos de los recursos turísticos del Naranco. Además de optimizar las inversiones previstas en las cuentas regionales para mejorar la situación del Prerrománico y consolidar a Oviedo como destino de peregrinos de cara al Xacobeo 2021, el Alcalde quiere ir más allá. La contratación de 74 trabajadores contrbuirá a convertir este espacio natural en un nuevo emblema para la desestacionalización turística.

Una de las apuestas más fuertes es la que se hará para constituir una especie de imán para los amantes de la historia y el turismo bélico. El plan prevé habilitar un recorrido de 14,6 kilómetros que parte desde las inmediaciones del Hospital Monte Naranco y termina –o también empieza según lo que deseen los caminantes– en Cuyences con varias paradas obligatorias como la trinchera del Picu Paisano, los cuarteles abandonados de El Campamento o los nidos de ametralladoras repartidos por varios puntos del monte.

Este trazado coincide en parte con otro destinado a la práctica deportiva. Los aficionados a correr entre la naturaleza dispondrán de un recorrido de 9,7 kilómetros que partirá también de Cuyences y conformará un especie de circuito cerrado que también pasará por las instalaciones abandonadas de El Campamento. En este caso, el circuito discurrirá también por núcleos de población como Fitoria.

Los apasionados de la naturaleza también dispondrán de dos nuevas ofertas para echar el día en el monte ovetense. La ruta de los neveros, de 11 kilómetros, es un recorrido pensado con dos puntos de partida desde el parque Pura Tomás y la avenida de los Monumentos. Los neveros del Pevidal, Pico la Vara o Campo de La Vega aparecen como principales reclamos para un largo paseo con otros altos en el camino que permitirán visitar la fuente del lavadero del Canto, la fuente la Tolvona, la fuente de los Pastores o el lavadero Entreguerreros.

Junto al Asturcón

La cuarta y quizás la más interesante para los senderistas hambrientos de una ruta asequible y atractiva al mismo tiempo es la ruta de la biodiversiad. El Consistorio acondicionará y facilitará el acceso a un trazado con origen en Villapérez, muy cerca de los límites con los concejos de Llanera y Siero, e incluye el paso por los alrededores del centro ecuestre El Asturcón, la fuente de Folgueras y varias masas boscosas situadas en la parte baja del Naranco que cae hacia los municipios vecinos.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 3,3 millones de euros de los que el 70% es sufragado por la administración regional

decoration

El cometido de los trabajadores del plan de empleo es limpiar y acondicionar las sendas, muchas de ellas desaparecidas tras años de abandono, así como los puntos de interés que servirán de reclamo en los itinerarios. A este respecto se limpiarán fuentes y se habilitarán pasos asequibles hacia los neveros y los vestigios de la Guerra.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 3,3 millones de euros de los que el 70% es sufragado por la administración regional y los 46 kilómetros de los itinerarios son solo una parte de los 82 que se recuperarán en todo el monte. Dicha cuantía, además de permitir hacer frente a las nóminas de los desempleados contratados servirán para la adquisición de materiales y la colocación de señalizaciones en puntos céntricos de la ciudad entre los que se encontraría el Campo San Francisco.

A la puesta en marcha de los itinerarios turísticos el plan sumará el adecentamiento de las rutas que dan acceso al Prerrománico desde distintos barrios de la ciudad, además de realizar una plantación de 2.000 árboles en el monte Porciles.

El proyecto reforzará la marca “Parques de Oviedo”, creada para promocionar espacios verdes


Dar a conocer y sacar rendimiento a la amplia red de espacios verdes de la ciudad. Con esa aspiración nació a comienzos del presente mandato la marca “Parques de Oviedo”, una iniciativa impulsada por el edil de Parques y Jardines, Gerardo Antuña, que ahora ve en el plan de recuperación del Naranco una oportunidad para ampliar su propuesta de rutas guiadas o escapadas individuales en cualquier fecha del año. El equipo de Antuña fue el primero en poner sus ojos en los vestigios de la Guerra Civil del monte totémico como recurso para atraer visitantes a la ciudad con la organización de rutas guiadas el pasado mes de septiembre. El edil ya anunció su intención de ampliar dichas visitas a otros espacios verdes de la capital. El Campo, el Pura Tomás o el Parque de Invierno son algunos de los puntos a los que el Ayuntamiento añadirá ahora las rutas y zonas del Naranco que se recuperarán progresivamente a lo largo de los próximos doce meses. A día de hoy, la Catedral es el lugar más visitado de la ciudad, seguido del Prerrománico y la intención municipal es aprovechar el tirón de los monumentos y las mejoras en el Naranco para ayudar a captar unos nichos de visitantes hasta ahora poco explorados en la ciudad. “Muchos senderistas de dentro y fuera de la región van a los Picos de Europa, pero desconocen lo que tenemos cerca”, apuntan los responsables del plan impulsado por la concejalía de Economía que dirige el concejal popular Javier Cuesta.

Compartir el artículo

stats