Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encarcelamiento inminente y ocho años y nueve meses de condena: El castigo para el hombre que tuvo sexo con una niña de 14 años en Oviedo

El varón, casado y padre de un niño, admite los hechos y acepta una pena de casi nueve años tras pasar 18 meses huido de la justicia

Los juzgados de Llamaquique, en Oviedo.

Los juzgados de Llamaquique, en Oviedo.

Ingresar inmediatamente en prisión a cambio de una rebaja de cuatro años y tres meses en la petición de cárcel inicial. Ese es el acuerdo que alcanzó el acusado de tener relaciones sexuales completas con una niña de 14 años a principios de 2018 en el aparcamiento de la estación de autobuses de Oviedo. El procesado, un varón de 32 años, casado y padre de un hijo, admitió los hechos ayer por la mañana ante la Audiencia Provincial y aceptó entrar de manera inmediata para que la condena se quedara finalmente en ocho años y nueve meses.

El hombre, de nacionalidad ecuatoriana, como la víctima, estuvo huido de la justicia durante año y medio. Pasó una temporada en Estados Unidos, y posteriormente volvió a España. Tras una intensa búsqueda, la Policía Nacional logró localizarle en Benidorm gracias a una foto subida al Facebook y ponerle a disposición de los jueces. Actualmente trabaja como técnico de ascensores en Madrid y por ello lo primero que hizo tras conocer la condena fue solicitar el traslado a un centro penitenciario de la capital.

Las partes llegaron a la vista, señalada ayer por la mañana en la sección segunda de la Audiencia Provincial, sin haber mantenido ninguna negociación previa. La sala instó a los letrados a buscar un entendimiento y, finalmente, el acuerdo llegó con cambios sustanciales frente a la petición inicial de 13 de años de cárcel que solicitaban tanto la Fiscalía como la acusación particular.

El escrito de acusación contemplaba una pena de 11 años de cárcel por un delito de abuso sexual continuado recogido en el Código Penal debido a que el chico tuvo relaciones completas con la niña cuando esta tenía 14 años, es decir, menos de 16, a pesar de que estas fueron consentidas. A esa petición se sumaba la de dos años adicionales por un delito incluido recientemente en el ordenamiento español correspondiente al contacto con menores a través de redes sociales para realizarles determinadas proposiciones. Según el ministerio público, el varón pidió a la niña que le mandara fotos en la ducha. Finalmente, las partes acordaron reducir la pena por cada uno de los delitos a ocho años y nueve meses, respectivamente.

Los contactos entre ambos comenzaron cuando la chica tenía todavía 13 años. El varón se hizo pasar por un estudiante de Ingeniería Industrial de 19 años en junio de 2017 para ligar con la adolescente a través de las redes sociales, y la menor le comentó que tenía 13 años, pero estaba próxima a cumplir los 14. Aunque el procesado se negó a declarar en todas las fases del procedimiento, fuentes cercanas al caso apuntan a que la pareja estaba convencida de que la edad mínima para tener relaciones completas eran los 14 años, en vez de los 16 que marca la ley y por ello esperaron hasta enero para tener dos encuentros en los que llegaron a mantener relaciones plenas los días 13 y 28 de ese mes.

Sin indemnización

La sentencia incluye igualmente una orden de alejamiento de diez años. No obstante, la acusación particular, a cargo de la abogada ovetense Susana Fernández Iglesias, renunció a exigir una indemnización al procesado, lo cual llevó a la Fiscalía a retirar su exigencia del pago de unos 10.000 euros en concepto de reparación del daño causado a la menor y a su familia.

Compartir el artículo

stats