Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Poesía para las promesas del canto en Oviedo

La Castalia fusiona música y versos de autores como Alberti o Goethe en su esperado concierto, piedra de toque de la cantera asturiana

Una edición anterior de  "La Castalia" en el Filarmónica.

Una edición anterior de "La Castalia" en el Filarmónica.

La cantera asturiana del canto tiene cada año un apoyo y un escaparate en el curso “La voz en la música de cámara”, que organiza la asociación cultural La Castalia. En sus 19 ediciones, el colectivo nunca ha faltado a su cita con las jóvenes promesas del canto, permitiéndoles además disfrutar de sus primeras actuaciones en vivo. Una vocación que no han aparcado ni siquiera en el año de la pandemia, que sin embargo ha obligado a reprogramar el concierto desde el mes de diciembre hasta este próximo domingo, cuando músicos y cantantes se presentarán por fin ante el público en la sala de cámara del Auditorio Príncipe Felipe, a partir de las 19.00 horas.

En un año peculiar, el concierto será también una singularidad. Y es que, en plena celebración del 75.º aniversario del Real Instituto de estudios Asturianos (RIDEA), y como muestra de apoyo al proyecto cultural “Asturias, capital mundial de la poesía”, el concierto de La Castalia , que cuenta con la colaboración de LA NUEVA ESPAÑA y la Fundación EDP, incluirá la lectura de poemas de autores como Rafael Alberti, Carmelo Errico o Johann Wolfgang Goethe y su musicalización. Un completo programa que será interpretado por los cantantes Eugenia Ugarte, Mikel Malda, Adrián Ribeiro, Cristina Galán, María Heres y Janeth Zúñiga; los pianistas Yelyzaveta Tomchuk, Jorge Diego Valera, Mario Álvarez Blanco y Henar F. Clavel; y los violinistas Gabriel Ordás y Marcelo Re.

Para los jóvenes cantantes inscritos en el curso, la salvación del concierto, amenazado hasta el último momento por las restricciones sanitarias, ha sido recibida con ilusión. “Tenemos muchísimas ganas de volver a cantar cara al público”, sostiene la soprano Eugenia Ugarte, cuya última actuación ante el público fue en diciembre de 2019, en el anterior concierto de La Castalia: “Lo esperaba con muchas ganas, y saber que íbamos a poder actuar al fin ha sido un subidón para todos, que por fin podremos demostrar lo que hemos estado trabajando tanto tiempo”.

Janeth Zúñiga, Canela García y María Heres, en un curso anterior de La Castalia. LNE

Los alumnos coinciden en señalar la importancia de los cursos de La Castalia para completar la formación que reciben en el conservatorio. “Soy una persona que no está muy acostumbrada al contacto con otras personas, por timidez y por miedo. Pero al llegar a los cursos de La Castalia en 2019, donde me dieron una acogida increíble, pude evolucionar mucho, como cantante y como persona”, revela el contratenor Mikel Malda. Aunque los conciertos han escaseado en este último año, estas jóvenes promesas no han estado paradas. “Creo que el parón nos ayudó a centrarnos más en la música, a experimentar y a formarnos en el aspecto vocal, lo que nos ayudará a crecer como cantantes”, reflexiona Cristina Galán.

En estos últimos meses, con la progresiva reactivación del sector cultural, algunos de estos jóvenes han vuelto a los escenarios. Como la soprano Janeth Zúñiga o la mezzo María Heres, que actúan en el coro de la Ópera de Oviedo, y que estos días trabajan en “Los pescadores de perlas”. “Es un privilegio poder cantar en un teatro en un tiempo como este, en el que hay muchos colegas que no pueden hacerlo”, señala Heres. “Todo esto, las funciones de la ópera, con lo que vivimos en diciembre, o ahora el conectar las funciones con este concierto que llevamos tanto tiempo esperando, nos sirven de mucho, para aprender a llevar el trabajo, a organizarnos. Es una formación excelente”, concluye Zúñiga.

Compartir el artículo

stats