DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un réquiem para la esperanza

El coro “El León de Oro” y la orquesta Oviedo Filarmonía exhiben con Brahms todo su potencial ante un Auditorio rendido

Un momento del  concierto celebrado ayer en el Auditorio. | Irma Collín

Un momento del concierto celebrado ayer en el Auditorio. | Irma Collín

No deja de resultar simbólico que el levantamiento del estado de alarma haya coincidido con la “vuelta a la normalidad” del ciclo “Conciertos del Auditorio”, retomando un programa sinfónico coral de la mano de “Un réquiem alemán” de J. Brahms.

Y lo cierto es que no fue fácil sacarlo adelante, pues ambos solistas se cayeron del programa, si bien por cuestiones diferentes: la soprano Genia Kühmeier decidió rescindir el contrato y ayer mismo, casi sin margen de reacción, el bajo-barítono Lauri Vasar cayó enfermo. La Fundación Municipal de Cultura encontró a tiempo sendos sustitutos: Vanessa Goikoetxea y Enrique Sánchez Ramos, respectivamente.

Obra de madurez pero incluída en su etapa compositiva todavía de juventud, el Réquiem alemán de Brahms no utiliza el característico texto tradicional sino que selecciona quince textos diferentes de la Biblia, cediendo todo el protagonismo a la orquesta y, muy especialmente, al coro. “El León de Oro” se reforzó con algunos componentes de la agrupación coral vasca “Kup Taldea” hasta llegar a los 65 cantantes, bien equilibrados entre hombres y mujeres. A pesar de las mascarillas, lucieron un sonido redondo y bien empastado, con un volumen muy cuidado.

Por su parte, la Oviedo Filarmonía (OFIL), con su director titular Lucas Macías a la cabeza, exhibió el buen nivel que lleva demostrando durante los últimos meses para lograr una ejecución muy esmerada y redondear todavía más el éxito de la velada musical.

Coro, orquesta y solistas evidenciaron una gran solidez y ofrecieron una interpretación muy atractiva, con un color especialmente rico y una brillantez en los matices que cautivó a los muchos asistentes que se dieron cita en un Auditorio prácticamente lleno que terminó ovacionando a los músicos,

Compartir el artículo

stats