Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consistorio instalará escaleras mecánicas o un ascensor para unir El Cristo y Montecerrao

La concejalía de Infraestructuras ya cuenta con los estudios topográficos para el proyecto que eliminará la escalinata de Baldomero Fernández

Las escaleras que unen la calle Baldomero Fernández, en El Cristo, con la zona de Montecerrao.

Las escaleras que unen la calle Baldomero Fernández, en El Cristo, con la zona de Montecerrao.

La concejalía de Infraestructuras está preparando un proyecto que servirá para unir los barrios del Cristo y Montecerrao por medio de un ascensor o de unas escaleras mecánicas, dos alternativas entre las que se elegirá en función de los costes y de los estudios técnicos correspondientes. La actuación se va a llevar a cabo en la calle Baldomero Fernández y servirá para retirar las escalinatas metálicas que dan acceso a la plaza situada sobre un concurrido supermercado de Montecerrao, un paso que además de ser “peligroso” para los usuarios por su pronunciado desnivel supone una auténtica barrera para las personas mayores o con problemas de movilidad. “Sabemos que se necesita porque es un paso muy utilizado y muy demandado por los vecinos”, explica Nacho Cuesta (Cs), vicealcalde y concejal delegado del área de Infraestructuras.

El proyecto en el que está trabajando ahora el Ayuntamiento es una antigua reivindicación de los ovetenses que residen en esta zona de la ciudad. El presidente de la Asociación de Vecinos del Cristo, Buenavista, Montecerrao y Llamaquique, Ramón del Fresno, asegura que el colectivo al que representa lleva desde el año 2015 solicitando una actuación de este tipo y que la asociación presentó en su día cerca de 2.000 firmas pidiendo una solución para el paso situado en la calle Baldomero Fernández. Los vecinos de la zona del Cristo también llegaron a concentrarse para exigirle al anterior tripartito –integrado por PSOE, IU y Somos– que retirase las escaleras y pusiese en marcha un proyecto para instalar una solución mecánica.

Según sostiene Del Fresno, “esas escaleras se hicieron a finales de los años setenta del siglo pasado y ya es hora de cambiar las cosas”. El representante vecinal asegura que “por descontado” no se puede acceder a las escaleras con sillas de ruedas y que “estando al cien por cien de las facultades también es peligroso bajarlas porque son muy estrechas y están muy empinadas”. Todas estas dificultades provocan “que los vecinos tengan que dar un rodeo de unos diez minutos andando para sortearlas y no tener que pasar por ellas”. Ramón del Fresno llegó a denunciar en su momento que en esas escaleras se habían registrado varias caídas y lesiones de gravedad.

El estudio topográfico de la zona para determinar los pasos a seguir ya se ha realizado. Además, según explicaron fuentes de la concejalía de Infraestructuras, el Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con los responsables de la cadena a la que pertenece el supermercado al que dan acceso las escaleras para desarrollar el proyecto. “El trabajo de los topógrafos servirá para buscar la mejor solución, para saber si hay que colocar escaleras mecánicas o un ascensor. Además, también se puede completar el proyecto con rampas peatonales que no tengan más de un ocho por ciento de desnivel , como manda la normativa”, dice Ramón del Fresno. El presidente de la Asociación de Vecinos del Cristo, Buenavista, Montecerrao y Llamaquique asegura que en la zona en la que va actuar el Ayuntamiento hay ahora “32 metros de desnivel”.

Los vecinos del Cristo también solicitaron en su día algún tipo de cambio en las pronunciadas escaleras que comunican la calle Víctor Sáenz con la avenida de las Segadas, otro punto de conexión entre el barrio y Montecerrao que se encuentra a unos 300 metros de la calle Baldomero Fernández.

Compartir el artículo

stats