Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli pide a Pérez Simón que no sea cómplice “del expolio” de Minas

El alcalde de Oviedo involucra al presidente del Consejo Social en la decisión de llevar la ingeniería al campus de Mieres: “Tengo claro que, si este plan sigue adelante, el responsable no será el Rector sino los miembros del Consejo Social y el Gobierno socialista de Asturias

La Escuela de Minas de Oviedo. Luisma Murias

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, da un paso más en su cruzada para evitar el traslado a Mieres de la Escuela de Minas e involucra en la decisión final al empresario asturmexicano Juan Antonio Pérez Simón, como presidente del Consejo Social de la Universidad. A este órgano le corresponde la decisión última de dar el visto bueno a la reestructuración de la entidad educativa que ha ideado el rector, Ignacio Villaverde, y que incluye el cierre del edificio de la calle Independencia, donde Minas ha permanecido durante seis décadas. Canteli es rotundo: “Quiero confiar en la sensatez del Gobierno asturiano y en la de una persona con la dimensión de Juan Antonio Pérez Simón para que no sean cómplices de este expolio contra la dignidad y los interés de Oviedo. Si Minas se traslada a Mieres, todos los que lo respalden estarán apoyando un latrocinio contra Oviedo y los ovetenses”.

El regidor ovetense se expresa a través de una carta abierta a Pérez Simón, remitida a LA NUEVA ESPAÑA. “Tengo muy claro que si este plan sigue adelante, el responsable no será el Rector sino los dirigentes del Consejo Social y el Gobierno socialista de Asturias”, afirma Alfredo Canteli en un extenso escrito.

Considera el Alcalde que “defender lo que es de Oviedo no es ser localista ni ir en contra de los intereses de Asturias” y criticó las palabras de Villaverde, cuando dijo irónicamente que solo faltaba que le acusaran de vivir en Gijón. “Lo único que le faltó es añadir que piensa desde Gijón, sin tener en cuenta los intereses de Oviedo, manteniendo vivas las vibraciones atávicas de quienes, desde la izquierda, siempre vieron en la capital no a un aliado sino a un objetivo al que abatir”.

Canteli es también duro con el plan del Rector para la Universidad. Asegura que el traslado de Minas es “lo más barato y asequible de un plan imposible” y se pregunta si alguien “ha evaluado seriamente el presupuesto de todo este plan y cómo se va a financiar”, pues “tal parece que estamos ante un juego de Monopoly sin ninguna viabilidad económica”.

Compartir el artículo

stats