Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LXXV Temporada de Ópera Juan Carlos Rodríguez-Ovejero Preside de la Fundación Ópera de Oviedo, que inaugura temporada el domingo con «La dama del alba»

"La mano que echa el Ministerio ha de ser mayor, no conocen el nivel que tenemos"

"Queremos que todo el mundo venga al teatro, que rompan la inercia y se compren la entrada; cuesta menos que ir a ver al Real Oviedo"

Juan Carlos Rodríguez-Ovejero, ayer, en Oviedo. | | FERNANDO RODRÍGUEZ

Juan Carlos Rodríguez-Ovejero (Oviedo, 1952) apura y disfruta los últimos ensayos de "La dama del alba", la obra de Luis Vázquez del Fresno inspirada en el drama de Casona cuyo estreno mundial inaugura, este domingo, la temporada de ópera de Oviedo en su 75 aniversario. El presidente de la Fundación de la institución lírica asturiana recibe este nuevo curso con buenas perspectivas, apoyo creciente de empresas, número de abonados estable y la confianza de convencer al Ministerio para que reconozca el trabajo en la periferia y aumente sus ayudas.

–Llegan al inicio de la temporada con un precalentamiento intenso en verano...

–Sí, hemos tenido esa maravillosa exposición que fue también una reflexión sobre lo que la ópera es en Oviedo. Impresiona ver todo lo que ha pasado por el Campoamor en estos 75 años y fue una satisfacción verlo lleno. Pasaron por allí unas 11.000 personas, y las conferencias organizadas con LA NUEVA ESPAÑA tuvieron también una asistencia importante. Si tenemos ocasión, repetiremos la exposición con el Ayuntamiento y llevaremos algo al Campoamor. Hemos podido comprobar de nuevo el cariño que los ovetenses le tienen al género.

–Y ahora, tres días después del Día de Asturias, un estreno asturiano.

– "La dama del alba" de Luis Vázquez del Fresno, con su reparto y su equipo asturiano, es asturiana por los cuatro costados.

–¿Qué ha visto en los ensayos?

–Es una maravilla ver el esfuerzo del equipo para sacar a flote una producción nueva. Me quedé impresionado viendo a Vázquez del Fresno haciendo las correcciones sobre la marcha, a Emilio Sagi corrigiendo con su elegancia, a Rubén Díez mandando repetir a coro y orquesta con su forma de hacer las cosas tan bien... Espero que al levantar el telón el público no solo se encuentre con el reflejo de la obra de Casona, sino que mejore la idea de "La dama del alba" que tienen en su cabeza.

–Tenerife inaugura este año temporada con otro estreno y producción de Oviedo, "Fuenteovejuna".

– Hacer una obra nueva es una aventura importante, también empresarial. Que Tenerife arranque con "Fuenteovejuna" es un orgullo, mérito del equipo anterior, de mi añorado yadmirado Jaime [Martínez] y de Javier [Menéndez], que nos satisface y nos ayuda. Este año "La Boheme" también estuvo en Lisboa. Son producciones que al final se rentabilizan.

–¿Viajará esta "Dama del alba"?

– Estamos hablando ya con algunos teatros, estableciendo conexiones con Buenos Aires, donde Casona escribió y estrenó la obra y donde nos gustaría presentársela al público.

–Acaban de presentar una programación en el Bellas Artes, ¿están incrementando sus vínculos con otras instituciones culturales?

–Sí, claro, en Asturias hay que tender puentes entre todos, no podemos hacernos guerras de guerrillas entre nosotros. Con el Bellas Artes tenemos una exposición sobre el costumbrismo asturiano que es una delicia. En el Museo Arqueológico haremos algo similar coincidiendo con "Norma". Tenemos otra línea de colaboración con la Sociedad Filarmónica de Oviedo, también con las de Gijón y Avilés. Seguimos con nuestras retransmisiones en otros puntos de Asturias. Con la Universidad. Hay un proyecto muy bonito con los clubes de lectura de Oviedo y Casona. Con el Comercio de Oviedo tenemos otro acuerdo para sortear entradas y difundir nuestra programación. Queremos llevar las óperas al mayor número de sitios posible y que crezca el interés por el género.

–¿Y los patrocinios privados?

– Ahora tenemos 41 empresas. Ha crecido un 10%. También tenemos a 78 mecenas particulares.

–Queda pendiente el salto cuantitativo institucional

–Bueno, por parte del Principado ha habido un refuerzo pequeño y el Ayuntamiento de Oviedo nos ha ayudado a compensar el déficit derivado de la pandemia. Pero sí, nos queda que el Ministerio, a través del INAEM incremento su aportación. Estamos en conversaciones con ellos y el propio director del INAEM va a venir a ver el estreno mundial. Lo lógico es que ellos estén en el patronato, y así nos verían todas las temporadas y aumentarían su conocimiento. A veces en Madrid no son conscientes del nivel que tiene nuestra temporada. No lo conocen. Dos estrenos mundiales son apuestas muy importantes, tenemos fórmulas muy creativas para hacer llegar la ópera a todo el mundo y por todo ello merece la mano que nos echan ha de ser mayor. El Ministerio tiene que escuchar y apoyar también a la España periférica.

–El Rey preside este 75 aniversario. ¿Estará en la temporada?

–Estamos en contacto con la Casa Real y con la Fundación para ver cómo podemos hacerlo. Ahora no ha podido ser, pero tenemos toda la temporada y el arranque de la próxima. Para nosotros es un orgullo que aceptaran nuestra propuesta para presidir el aniversario.

–¿Crece la cifra de abonados?

–Se mantiene, estamos por los 2.500. Ha costado porque con el covid algunos se fueron, pero ya están volviendo. Tenemos que conseguir atraer a todo el mundo al teatro. En realidad una entrada para la ópera es menos de lo que puede costarte una entrada para ver al Oviedo. Yo lo que le pido a la gente es que vengan al teatro, que rompan la inercia. Que no se queden en el "a ver si...". No, ¡compra ya la entrada y ven al Campoamor! Todos empezamos por las localidades de arriba y luego fuimos bajando a medida que mejoraba nuestra economía. Pero el Campoamor es un lujo para eso cómo se escucha desde cualquier sitio.

–¿Qué previsiones de público manejan para esta temporada?

–Tenemos nuestros estudios y para esta "Dama del alba" creo que podemos llegar a alcanzar todos los objetivos. Para los títulos más conocidos por el público también esperamos alegrías. Es un lujo tener una temporada de ópera al lado nuestro, a diez, quince minutos, a media hora, como es el caso para la gran parte de gente que vive en Asturias. Una temporada que trae a los mejores cantantes y que tienen dos orquestas fantásticas, la OSPA y OFIL.

–Este año abre la OSPA pero OFIL sigue haciendo más títulos.

–Tiene que ver con la proximidad que tenemos con el Ayuntamiento y lo bien que se portaron con nosotros durante el covid. Las dos son orquestas que se portan muy bien. OFIL ya está empezando a trabajar con "Norma".

Compartir el artículo

stats