Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El doctor Fidel Asensio adelanta su jubilación por desavenencias con el Centro Médico

"Cierro mi carrera profesional de manera un poco inesperada", afirma el jefe de Medicina Interna del sanatorio privado desde 2001

El médico internista Fidel Asensio, en una fotografía de archivo. | LNE

Fidel Asensio, coordinador del Servicio de Medicina Interna del Centro Médico de Asturias desde el año 2001, se jubila inesperadamente y antes de lo que él mismo tenía previsto. El facultativo seguirá atendiendo a sus pacientes en consulta hasta la semana que viene, cuando se haga efectiva su retirada. Abrumado por la tarea que tiene por delante –atender todas las citas médicas pendientes y ultimar la mudanza de sus objetos personales–, Asensio, que ha atendido a varias generaciones de asturianos, no entra en detalles sobre los motivos de su marcha pero asegura que no estaba dentro de sus planes inmediatos. "Cierro mi profesión de manera un poco inesperada, la jubilación me llega anticipadamente por un enfrentamiento con la dirección del Centro Médico", afirma.

El doctor Asensio tiene 70 años y aún no contaba con dejar el ejercicio profesional. Antes del verano, sin embargo, tomó la decisión de marcharse del sanatorio privado, adelantando su jubilación, y así se lo comunicó a la directiva del Centro Médico. "Es hora de vivir la vida", bromeaba al confirmar la noticia. Detrás queda una dilatada y provechosa carrera.

Fidel Asensio nació en Mieres, aunque muy pronto se asentó en Oviedo, donde ha transcurrido toda su vida. Estudió Medicina en la Universidad de Oviedo y forma parte de la segunda promoción salida de su Facultad, en el año 1976.

En el Hospital General de Asturias, luego Hospital Central, trabajó durante 25 años. Dejó la medicina pública por la privada y se incorporó al cuadro del Centro Médico, uno de los complejos sanitarios más importantes de la región.

El facultativo mierense es socio fundador de la Sociedad Asturiana de Medicina Interna, institución de la que fue vicepresidente durante cuatro años y que presidió durante otros cuatro. Ocupó también una vocalía en la Sociedad Española de Medicina Interna. En el Colegio Oficial de Médicos de Asturias fue titular durante ocho años de la vocalía de Ejercicio Libre y Asistencia Privada.

En la práctica médica, Fidel Asensio entiende, como explicaba en un artículo publicado hace cinco años en LA NUEVA ESPAÑA, que "el abordaje del dolor debe ser integral, atendiendo a aspectos médicos, sociales, psicológicos y culturales del individuo y su familia. Estos conceptos están íntimamente unidos al quehacer médico del internista, que atiende al paciente bajo estas premisas, considerándolo como un todo sea cual fuere la enfermedad que le lleva a la consulta. Ningún paciente nos es ajeno".

"El internista, que tiene como misión la atención integral del paciente, debe cuidar el sufrimiento", exponía por aquel entonces el doctor Asensio, que ahora afrontar la recta final de su carrera.

Compartir el artículo

stats