El pleno infantil pide más luz para Colloto

Alumnos del colegio José Luis Capitán acuerdan, en el Día de las Ciudades Educadoras, instalar iluminación en un parque de la localidad

Alumnos del colegio José Luis Capitán de Colloto, durante el Pleno, presidido por Emma González, al fondo en el centro, con Lucca Menéndez como secretario y Paula García como interventora. | Miki López

Alumnos del colegio José Luis Capitán de Colloto, durante el Pleno, presidido por Emma González, al fondo en el centro, con Lucca Menéndez como secretario y Paula García como interventora. | Miki López / E. Peláez

La joven corporación municipal que se reunió ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento ovetense aprobó, tras unas exposiciones breves y concretas de los pequeños concejales, instalar iluminación en un parque de Colloto. Fue la primera de las propuestas puestas sobre la mesa por los diecinueve alumnos de quinto curso del colegio José Luis Capitán de la localidad ovetense que se convirtieron en concejales por unas horas. «En invierno, en uno de los tres parques de Colloto no nos podemos quedar a partir de las seis de la tarde y tenemos que irnos a casa. Se necesitan luces», explicó Aitana Fernández tras votar a favor de la iniciativa.

La alcaldesa de esta sesión plenaria, Emma González, que estaba acompañada por Lucca Menéndez, ejerciendo de secretario general, y Paula García, de interventora municipal, tuvo que ordenar repetir la votación ya que varios de los integrantes no habían votado. «Queda aprobada la propuesta», señaló González tras ese segundo intento. Pero hubo más iniciativas trasladadas por los estudiantes del colegio José Luis Capitán, ayer ediles, a sus compañeros para su debate. Entre ellas figuraba recibir un regalo del Ayuntamiento, acordado por unanimidad, e instalar un tobogán en la piscina de Colloto.

Con este pleno se iniciaba la conmemoración del Día internacional de las Ciudades Educadoras, que este año tiene como lema «La cultura, fuente de creación y aprendizajes en la Ciudad Educadora». Concejales de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento acudieron al acto, en el que se leyó un manifiesto. El primer teniente de Alcalde, Mario Arias, realizó la primera intervención. El Consistorio ovetense, aseguró, reafirma el compromiso con «la construcción de una ciudad más inclusiva, creativa, educadora y culturalmente dinámica».

Destacó Arias que «la cultura y el arte desempeñan un papel crucial en la inclusión social y el empoderamiento de colectivos en situación de vulnerabilidad. Por ello, apostamos por la creatividad y la innovación cultural como vía de inclusión, de crecimiento personal y de fomento de la buena convivencia y promovemos proyectos culturales impulsados por nuestra ciudadanía». Oviedo es miembro de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, una red que agrupa a 500 gobiernos locales comprometidos, manifestó, «con la promoción de la educación como vehículo de transformación social». Esta jornada supone, añadió el primer teniente de alcalde, «una oportunidad para poner en valor nuestro trabajo diario en favor de una educación inclusiva y para reflexionar sobre el papel esencial que la cultura desempeña en la construcción de nuestras comunidades y en la formación de nuestras identidades».

Tras Arias le tocó el turno a Nacho Cuesta, segundo teniente de Alcalde, que se refirió al preámbulo de la Carta suscrita por las Ciudades Educadoras. «La educación trasciende los muros de la escuela para impregnar toda la ciudad», recoge entre sus postulados. La concejala de Educación y Deportes, Conchita Méndez, y la edil delegada de la primera área, Lourdes García, también intervinieron en el acto, que cerró la alumna que ayer ejerció como Alcaldesa en el pleno.

Antes los alumnos pudieron conocieron cómo funciona el ayuntamiento. Raúl Fernández destacó que la jornada fue «muy interesante». Lo que más le gustó fue «saber en qué trabaja cada concejal». Eso fue también fue lo que más llamó la atención de Tatiana Fernández, a la que le encantó «que se pudiesen hacer propuestas» para que se votasen después. Los estudiantes de Quinto tuvieron la oportunidad de trasladar preguntas a los ediles.

El acto concluyó con la actuación de la soprano Tina Gutiérrez, acompañada por el pianista Mario Álvarez Blanco. Interpretó el «Concierto de Aranjuez», de Joaquín Rodrigo, y «Madre mía es muy urgente», del compositor y productor ovetense Manolo Díaz. Esta última persigue «concienciar» a los ciudadanos para «cuidar el planeta», explicó.