Un aparatoso accidente múltiple deja tres heridos por la noche en la Tenderina

El choque frontal entre un BMW, cuyo piloto resultó lesionado en la nariz, y un vehículo municipal produjo daños colaterales en un tercer turismo

Bomberos caminando entre los dos vehículos más afectados. | LNE

Bomberos caminando entre los dos vehículos más afectados. | LNE / Lucas Blanco

Un aparatoso accidente al filo de la medianoche del jueves mantuvo en vilo a medio barrio de la Tenderina durante largos minutos. El choque frontal de un BMW y un vehículo municipal a la altura del número 72 de la calle que da nombre al barrio, casi enfrente de la gasolinera, afectó colateralmente a un tercer vehículo que transitaba por la zona. Los tres ocupantes de los vehículos resultaron heridos, aunque su estado no reviste gravedad. Los graves daños materiales sufridos por los coches llevaron a movilizar dos camiones de bomberos y varias patrullas de la Policía Local cortaron el tráfico entre una gran expectación de vecinos del barrio.

Los hechos pillaron por sorpresa a un número no muy elevado de personas que caminaba por la calle a esas horas. Según los testigos, el BMW, conducido por un joven vecino de la zona del Rubín, bajaba desde el centro de la ciudad «a gran velocidad». Cuando llegó a la altura del número 72 de la calle Tenderina, chocó frontalmente contra un vehículo municipal por causas que están siendo objeto de investigación. El turismo que subía se dio media vuelta sobre la calzada y su trayectoria impactó contra un tercer coche, el cual sufrió destrozos más leves.

Minutos después apareció en el lugar del siniestro un amplio operativo de efectivos dependientes de la concejalía de Seguridad Ciudadana de Oviedo. Varias patrullas de la Policía Local acordonaron la zona y miembros del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) se encargaron de confirmar que no había nadie atrapado entre los amasijos de los vehículos, además de evaluar los daños sufridos por los mismos.

Heridos leves

Aunque los heridos fueron trasladados en ambulancia al HUCA, fuentes conocedoras de lo ocurrido apuntan a que todos sufrieron heridas de carácter leve. No obstante, vecinos presentes en las labores de rescate creen que el conductor del BMW resultó peor parado. «Salió del coche sangrando a borbotones por las narices», indicó una testigo que respiró aliviada al comprobar in situ el buen estado general de los tres afectados.

El suceso se produjo a una hora a la que apenas había tráfico rodado. Se da la casualidad de que la calzada está siendo objeto desde hace unos días de labores de reasfaltado. Operarios contratados por el Ayuntamiento están aplicando un asfaltado especial para reducir el ruido generado por el paso de los coches.

Los vecinos apuntan que los accidentes son bastante habituales en la zona, si bien no acostumbran a producir graves daños. «Hay mucho choque frontal, pero en la mayoría de los casos suelen ser cosas de chapa y pintura», indican, atribuyendo esta alta siniestralidad a las condiciones de la vía. «Es una calle muy larga y recta en la que muchos coches se embalan», apuntan, sugiriendo que se tomen algunas medidas como la colocación de reductores de velocidad o controles policiales más frecuentes.