El programa «Oviedo Incluye» cierra el año consiguiendo empleo para cinco parados

«Esperamos más inserción a medio plazo, hay perfiles muy buenos», explica el coordinador del proyecto de inclusión en el mercado laboral

En el centro, de negro, la edil de Empleo, Leticia González. Detrás, a su izquierda y con jersey azul oscuro, el coordinador de «Oviedo Incluye», Eduardo Méndez, y a su lado, con camisa, el presidente de ADEIPA, Lorenzo Pañeda, junto a los alumnos tras la ceremonia de entrega de diplomas.

En el centro, de negro, la edil de Empleo, Leticia González. Detrás, a su izquierda y con jersey azul oscuro, el coordinador de «Oviedo Incluye», Eduardo Méndez, y a su lado, con camisa, el presidente de ADEIPA, Lorenzo Pañeda, junto a los alumnos tras la ceremonia de entrega de diplomas. / Diego Fernández

Contribuir a la inserción laboral de las personas en situación vulnerable es el objetivo de la iniciativa «Oviedo Incluye» desde 2018. El proyecto, fruto del convenio entre el Ayuntamiento de Oviedo y la Asociación de Empresas de Inserción del Principado de Asturias (ADEIPA), ofreció durante 2023 formación a treinta personas. Cinco accedieron gracias a ello al mercado laboral tras realizar prácticas en empresas, una del módulo de Cocina y cuatro de los de Atención al Cliente y Gestión de Almacén. «Creemos que lo conseguirán más, a la espera de la finalización de las prácticas y a medio plazo, porque hay gente que tiene un perfil bastante bueno», explica el coordinador de los cursos, Eduardo Méndez, que asistió a la ceremonia de entrega de diplomas en el palacete de la Lila, donde se encuentra la Agencia de Colocación Municipal.

«Los alumnos terminan la formación bastante motivados y con buena actitud en la búsqueda de empleo», informa Méndez. El responsable de la actividad cuenta que tratan de motivarles en todos los sentidos, no solo en el formativo, sino también para recuperar la autoestima y en otros aspectos personales. Asegura que hay una gran diferencia entre el comienzo y el final del curso.

Una de las que ha logrado la inserción es Umaima Benkada, una chica marroquí de 25 años, graduada en medicina en su país y que lleva un año en España. Hizo las formaciones de Gestión de Almacén y la de Atención al Cliente. Está a la espera de homologar su título universitario pero se apuntó al curso para encontrar trabajo mientras eso sucede. Sus prácticas fueron en una conocida cadena de ropa deportiva y consiguió quedarse para trabajar en caja. «Ha sido una gran oportunidad para encontrar un empleo», manifiesta sonriente. El venezolano Jesús Ostos es otro de los que lo logró. También lleva un año en España y, con la mayoría de edad recién estrenada, ha conseguido su primer empleo gracias a la formación de Atención al Cliente y en una tienda del mismo sector que Umaima. «Al principio estaba un poco perdido, porque era algo nuevo, pero poco a poco voy genial», afirma el joven, que califica su experiencia con el programa como «increíble».

La colombiana Yurani Bustamante y el madrileño Fernando Paillet, de 38 y 52 años, también hicieron el curso de Atención al Cliente. La primera siempre trabajó en el ámbito administrativo –área donde hizo las prácticas de «Oviedo Incluye»– aunque en el sector sanitario, debido a sus titulación de técnica en Enfermería. «Las clases estuvieron muy bien, al igual que las prácticas. De todas formas, quiero seguir preparándome», anuncia. Paillet, que hizo doblete complementando con el itinerario de Gestión de Almacén, es charcutero y completó sus primeras 60 horas de prácticas. «Gracias a la formación he adquirido nuevas competencias y enriquecido mucho mi currículum», asevera. Al módulo de cocina asistieron Angela Mensah y Natanel Herrera. Ella, ghanense de 53 años, ya ha había trabajado tras los fogones pero explica que «aprendió muchas cosas nuevas». Su compañero, nicaragüense de 24, comparte la opinión mientras sale disparado: «En una hora tengo una entrevista de trabajo».

«Os deseamos mucho éxito y que consigáis una oportunidad en el mercado laboral», les deseó la concejala de Empleo, Leticia González, a los alumnos, mientras que el presidente de ADEIPA, Lorenzo Pañeda, les agradeció la participación en el proyecto y su intención de mejorar sus perspectivas laborales y vitales.