Los lunes, al cole

El inglés sale del aula en el colegio de Ventanielles

El idioma británico se usa en cuatro asignaturas y hasta en los pasillos | El centro ha consolidado un festival de música y pondrá en marcha el "Bibliorecreo"

Alumnos de Infantil en el espacio acondicionado junto a las clases con los planetas del sistema solar.

Alumnos de Infantil en el espacio acondicionado junto a las clases con los planetas del sistema solar. / Luisma Murias

En el colegio bilingüe Ventanielles el inglés sale del aula y llega a los pasillos y al patio. Se imparten íntegramente en el idioma las clases de Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Educación Artística y las de la propia de la asignatura, pero también se puede escuchar la lengua de Shakespeare en conversaciones entre docentes y alumnos en otros espacios del equipamiento educativo, como en el recreo. "El profesor te puede hablar en español o en inglés en cualquier sitio", destaca la directora del centro, Socorro Freire.

De los 55 profesores que tiene el colegio bilingüe de Ventanielles, "casi la mitad (27) son especialistas en inglés, entre ellos todos los tutores de Primaria menos dos", asegura. Y el centro, al que acuden 527 alumnos, dispone de "asesores lingüísticos", dos profesores nativos que han llegado al colegio procedentes de Reino Unido y de Irlanda. De este último país es Michael Cusack, que lleva 24 años en España y que destaca que el proyecto que se desarrolla en el centro "funciona de maravilla".

"Los estudiantes tienen la posibilidad de seguir con el programa bilingüe en el IES", apunta refiriéndose al Pérez de Ayala, ubicado muy cerca del colegio. Destaca Cusack que cuando el estudiante finaliza Sexto de Primaria "lleva ya ocho años estudiando inglés con una amplia dedicación". El proyecto bilingüe que aplica el equipamiento educativo de Ventanielles solo lo tiene otro centro asturiano, el colegio público Atalía de Gijón. Este programa, denominado desde este curso "Hable-British Council", implica "que la inmersión lingüística tiene mayor grado", dice la directora.

Este modelo enmarcado en un proyecto de currículum integrado español-inglés se empezó a desarrollar en España ya en los años 90. En el colegio de Ventanielles repiten que en ese camino de acercamiento al idioma, para después profundizar en él, "lo fundamental es que te comuniques". Por eso, adquiere mucha importancia el aprendizaje del sonido, del fonema, para pasar más tarde a transcribirlo. Del centro, "los estudiantes salen con un nivel alto de inglés", subraya María Castro, coordinadora del departamento.

Sara Bárcena y Naia Loza son dos de las alumnas que concluyen este curso su formación en el colegio y lo hacen destacando que les gusta estudiar en inglés. El centro trabaja sin libros, salvo en las asignaturas de Lengua y Matemáticas. En una clase de esta última asignatura, en Cuarto, la profesora Marisa Álvarez, rotulador en mano y apuntando en la pizarra pide a los alumnos que hagan cálculos. "Estamos estudiando las propiedades de la suma", comenta Coral Muslera, anotando el resultado.

El inglés sale del aula en el colegio de Ventanielles

Varios estudiantes posan junto a Michael Cusack. / Luisma Murias

En Infantil se trabaja por proyectos en todas las áreas. En el pasillo próximo a las clases a las que acuden los niños de cinco años se puede acceder al espacio. Solo hay que abrir la pequeña puerta del planetario y se entra en un lugar que las profesoras se han encargado de ir ampliando poco a poco. Primero instalaron los planetas, después el cinturón de asteroides y en breve llegará el astronauta.

"Este es Júpiter", señala uno de los alumnos que acaba de entrar en el habitáculo. "Y este el Sol", explica una de sus compañeras. En el centro se celebró recientemente el Festival de la Seronda. Para ello se acondicionó un espacio como chigre, con la intención de mantenerlo abierto durante unos días para que los niños pudiesen visitarlo.

Y uno de los profesores, Iñaki Santianes, les mostró las diferentes piezas de las que se compone el traje regional asturiano. Este docente está al frente del festival de música del centro, el "Oreyinas Fest", que ya está consolidado, afrontando este curso su cuarta edición. Músicos de diferentes estilos ofrecen durante una semana del curso charlas y actuaciones, de las que disfruta el alumnado. "Lo celebraremos en junio", traslada Santianes, que hace hincapié en la colaboración de las familias para la actividad.

El inglés sale del aula en el colegio de Ventanielles

El profesor Javier Martínez muestra una madreña a los niños en el espacio habilitado como chigre. / Luisma Murias

La directora del centro se refiere también a la ayuda que reciben del Ampa (Asociación de Madres y Padres) en diversos ámbitos. Una de las labores ejecutadas por el colectivo fue el acondicionamiento del espacio en el que se va a desarrollar el proyecto "Bibliorecreo". Las estanterías y los libros ya están colocados en la zona en la que los alumnos podrán leer durante el descanso entre clases. También se pueden optar por los juegos de mesa.

Este proyecto surgió a raíz de una consulta que se realizó a los estudiantes "para que realizasen propuestas sobre lo que se podía incorporar a los recreos", afirma la directora. Las solicitudes fueron analizadas para ver cuáles se podían abordar. De ellas se considera factible la instalación de una fuente en el patio, que el centro pedirá. La gestión de la biblioteca del recreo y los juegos de mesa corresponde, respectivamente, a los alumnos de Quinto y Sexto.

El inglés sale del aula en el colegio de Ventanielles

Los profesores de Ventanielles. / Luisma Murias

El colegio de Ventanielles, con tres clases por curso y en el que más de la mitad del alumnado utiliza el servicio de comedor, cuida su relación con el barrio. Eva Alonso lleva diez años como docente en el centro, donde coordina el programa de convivencia "Tutoría entre iguales". Alumnos de Quinto "son tutores de otros de Tercero y los ayudan". "Lo han puesto en marcha con mucho interés", concluye al hablar sobre la iniciativa que se tuvo que detener durante la pandemia pero que ya se retomó. Este colegio, traslada Socorro Freire, "es muy permeable, se adapta a lo que surge y tiene un profesorado con mucha iniciativa que hace que las ideas se materialicen".