Opinión

Responsabilidad del Colegio de Arquitectos de Asturias ante las propuestas contenidas en el "Convenio de La Vega"

La preocupación del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias (COAA) por el devenir del ámbito de la Vega comienza con el cese de su actividad industrial. En el año 2015, en unas jornadas participadas por numerosos arquitectos y arquitectas, se expusieron varios trabajos de investigación centrados en el papel de la Fábrica de Armas en la evolución histórica y urbanística de la ciudad de Oviedo y su entorno territorial, poniéndose de relieve su estratégica localización, su carácter unitario, el elevado valor patrimonial del conjunto y sus elementos, y la importancia de su preservación e integración urbana.

A finales del 2022, tras darse a conocer el "Protocolo General de actuación" que ha dado paso al "Convenio Urbanístico entre el Ministerio de Defensa, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Oviedo para la reordenación urbanística y puesta en valor de la Fábrica de Armas de La Vega (Oviedo)" ahora aprobado inicialmente, el COAA envió a las tres Administraciones firmantes un Comunicado donde se describe el proceso que –en nuestra opinión– debería seguirse para llevar adelante el desarrollo ordenado de esa área urbana teniendo como objetivo el interés general. Dicho documento, cuya relectura recomendamos, fue publicado por el diario La Nueva España el 20/10/2022, y puede consultarse íntegramente en nuestra página electrónica, en la secuencia: https://www.coaa.es/arquitectos/colegio/comunicacion/notas-de-prensa.

Un análisis cuidadoso del Convenio sometido a exposición pública pone de manifiesto que algunas de las principales cuestiones planteadas en el Comunicado del COAA no han sido recogidas, razón por la cual, y de acuerdo con la función que a este colegio profesional le corresponde como defensor de la legalidad urbanística, la protección del patrimonio cultural y la promoción de las buenas prácticas arquitectónicas, hemos presentado un escrito de alegaciones que pretende ofrecer una crítica constructiva.

Para evitar eventuales interpretaciones erróneas, utilizaciones parciales o citas fuera de contexto, la Junta de Gobierno del COAA desea exponer las razones en las que se apoyan dichas alegaciones, advirtiendo previamente que en ningún momento ponemos en duda la conveniencia –e incluso la urgencia– de abordar el desarrollo del área de La Vega para lograr su plena integración en la ciudad y en el conjunto de la región. Nada más lejos de nuestra intención que obstaculizar la recuperación y la puesta en valor de este singular conjunto, que lleva demasiado tiempo aletargado. El escrito de alegaciones del COAA debe entenderse como el resultado del trabajo de un grupo amplio y representativo de nuestro colectivo profesional cuyo objeto es contribuir a la optimización del planteamiento de este necesario y reclamado proceso de integración urbana.

Asimismo, el COAA vuelve a manifestar su satisfacción por el hecho de que las tres Administraciones se hayan puesto de acuerdo para colaborar en la regeneración y puesta en valor del ámbito de la antigua fábrica. Copiamos un párrafo de la primera cláusula del Convenio donde se describen unos objetivos con los que estamos plenamente conformes:

"…con el fin común y compartido de recuperar, reordenar y poner en valor dicho ámbito, reintegrándolo en la ciudad mediante la implementación de un diversificado régimen de usos que incluya la creación de zonas verdes, el mantenimiento de una parte significativa del patrimonio histórico e industrial de la ciudad, la creación de un polo de actividad de desarrollo económico, tecnológico y de conocimiento que mantenga el entorno una actividad productiva equivalente a la que tradicionalmente generaba la Fábrica..."

Sin embargo, más adelante, el texto y sus documentos anejos se desvían de este planteamiento, tal vez a causa de la falta de materialización de los estudios preliminares anunciados en el Protocolo del año 2022, evidenciando lagunas tan importantes como las que, sin carácter exhaustivo, se citan a continuación:

• Ausencia de una información rigurosa y completa sobre los terrenos, los edificios y su entorno basada en estudios multidisciplinares solventes.

• Ausencia de una valoración que pueda servir de base para convenir la trasmisión de la propiedad del recinto industrial mediante contraprestaciones equivalentes.

• Ausencia de análisis previos sobre las necesidades de viviendas, dotaciones, usos productivos, movilidad y tráfico en esta zona de la ciudad, así como sobre la oportunidad del encaje de la actuación en el entorno urbano.

• Ausencia de información, solvencia técnica y respaldo jurídico para abordar el diseño del ámbito mediante un documento que, rebasando su marco legal, pretende condicionar el planeamiento futuro.

Debido a estas carencias, el Convenio altera el orden establecido por la legalidad urbanística (TROTU, PGOU, Plan especial, Catálogo urbanístico, Plan de movilidad…), pone en riesgo el carácter unitario del conjunto y la preservación de componentes de alto valor patrimonial, y anticipa innecesariamente un diseño urbano pormenorizado que consideramos injustificado al entender que su concreción debe ser objeto de una fase posterior del planeamiento, y, preferiblemente, como resultado de un concurso de ideas.

Si bien se echa en falta una justificación económica más detallada, no ponemos en duda la potestad de las Administraciones para llegar a acuerdos sobre las transacciones entre titularidad del suelo y edificabilidad. No obstante, teniendo en cuenta que el propio Convenio contempla que la edificabilidad resultante puede ubicarse en otros enclaves de suelo de titularidad municipal en el concejo, consideramos muy conveniente limitar la nueva edificación dentro del ámbito.

Por eso nos parece inadecuada la notable concentración de nueva construcción residencial propuesta por el Convenio en la zona Este del área, que, lejos de resolver la problemática de segregación y escasez dotacional de los barrios colindantes, pone de manifiesto el alejamiento del objetivo del interés general exigido por la legislación vigente.

Esperamos que nuestras alegaciones sean atendidas, y reiteramos nuestra sincera disposición a colaborar con las Administraciones para reconducir el planteamiento urbanístico de esta pieza urbana tan valiosa y singular, cuya regeneración e integración en la ciudad representa una oportunidad única e irrepetible para Oviedo y para Asturias.