Grado en Biología | Antonio García-Bernardo

El mejor expediente de la Universidad de Oviedo, directo de los laboratorios de Biología

Antonio García-Bernardo, de 22 años y natural de Oviedo, ha sido reconocido como el mejor alumno del año 2023 en toda la institución asturiana

Premio Fin de Grado en Biología, patrocinado por Central Lechera Asturiana, concedido a Don Antonio García-Bernardo Tartiere. Hace entrega del premio Don Javier Marcos Marcos.

Premio Fin de Grado en Biología, patrocinado por Central Lechera Asturiana, concedido a Don Antonio García-Bernardo Tartiere. Hace entrega del premio Don Javier Marcos Marcos. / Pablo Solares

J. A. C.

Antonio García-Bernardo ha sido reconocido como el mejor expediente de la Universidad de Oviedo y del Grado en Biología, auspiciado por Central Lechera Asturiana. Con tan solo 22 años, este joven ovetense ha dejado una marca imborrable en el ámbito académico y científico de la institución.

El reciente galardonado expresó su profundo honor al recibir estos reconocimientos, destacando que nunca imaginó tales logros al iniciar su carrera universitaria. "El mayor premio es haber encontrado la que hoy en día creo que es mi vocación", afirmó.

En cuanto a la complejidad del camino recorrido, Antonio reconoció que el esfuerzo es fundamental en cualquier tarea, pero también destacó la importancia de haber elegido correctamente sus estudios y de contar con el apoyo de su familia, novia y amigos, así como la orientación y apoyo de los profesores José María Pérez Freije y Carlos López-Otín.

Convertirse en el mejor expediente no es tarea fácil. García-Bernardo enfatizó la necesidad del esfuerzo, considerándolo una condición necesaria. "Aunque a veces no es suficiente, siempre es necesaria", subrayó.

La elección de la carrera de Biología fue impulsada por la curiosidad de entender la vida y los intrincados detalles que la componen. Su conexión con Asturias, una región rica en biodiversidad, y su admiración por el doctor Carlos López-Otín y su grupo de investigación fueron determinantes en su elección.

Antonio García-Bernardo está actualmente inmerso en el Máster en Biomedicina y Oncología Molecular de la Universidad de Oviedo, investigando en el grupo del doctor José María Pérez Freije. Su sueño inmediato es convertirse en profesor de la Universidad de Oviedo, combinando así sus pasiones por enseñar, investigar y su amor por Asturias.

En cuanto a su futuro, el joven científico tiene la mira puesta en una estancia postdoctoral en el extranjero después de completar su tesis en Oviedo. Aunque su deseo es contribuir y regresar a la Universidad asturiana, reconoce los desafíos que enfrentan los investigadores jóvenes en España y aboga por mejores condiciones en el ámbito de la investigación biomédica.

En un gesto de agradecimiento, García-Bernardo reconoció la labor de la fundación Movember Asturias en la concientización sobre el cáncer de próstata, testicular y el suicidio masculino, resaltando la importancia de apoyar estas causas vitales. Con determinación y pasión, Antonio García-Bernardo se erige como un ejemplo inspirador para las generaciones futuras en el ámbito científico y académico, y se postula como uno de los mejores expedientes de la historia de la institución asturiana, algo que espera sirva de inspiración a los futuros talentos.

Adentrarse en el saber es parte del proceso

Adentrarse en el saber es parte del proceso

La excelencia académica quiere quedarse en Asturias

La excelencia académica quiere quedarse en Asturias

Raquel Santos-Juanes, una médica con galardón y con la vista ya puesta en el MIR

Raquel Santos-Juanes, una médica con galardón y con la vista ya puesta en el MIR
Una charla que activó el interés por una ciencia interdisciplinar

Con 37 años y oriunda de Tineo, mejor expediente de Geomática

Con 37 años y oriunda de Tineo, mejor expediente de Geomática

La madre, una solución ante las dudas que siempre hay que tener en cuenta

La madre, una solución ante las dudas que siempre hay que tener en cuenta
El interés de una niña que ahora aguarda un futuro bastante prometedor
Un asturiano con méritos en Madrid: García-Portilla aspira a un futuro brillante