30 de septiembre de 2016
30.09.2016

Servicios energéticos con certificado de calidad

AENOR certifica a Uría Ingeniería de Instalaciones como proveedor de servicios energéticos, primera empresa asturiana en conseguir esta certificación

30.09.2016 | 15:00
Juan Lucas García González, director de AENOR en el Principado de Asturias; Gabriel Uria, director general de Uría Ingeniería de Instalaciones; Concha Uría, directora comercial de Uría Ingeniería de Instalaciones, e Isaac Pola Alonso, director general de Minería y Energía del Principado de Asturias.

Hoy en día no son pocas las personas que desconocen cuál es la actividad de las empresas de servicios energéticos o proveedores de servicios energéticos (PSE), como se identifican desde la publicación del RD 56/2016 el pasado mes de febrero.

Aunque para el público en general esta denominación le suene a reciente, en nuestro país ya hay empresas que ofrecen este tipo de servicios desde hace décadas y fuera de nuestras fronteras, en el norte de Europa, USA, Canadá o Japón, desde hace mucho más tiempo.

Este tipo de empresas y, en definitiva, los contratos de servicios energéticos, no hacen más que vincular a un tercero, el proveedor de servicios energéticos, con el consumo energético de cualquier instalación consumidora de energía, de tal modo que se beneficie junto con el usuario de los ahorros conseguidos y, por supuesto, si tales ahorros no se consiguen, también se perjudique. Esto último es lo que hace que este tipo de empresas se impliquen sobremanera en la gestión de las instalaciones con la máxima "si tu ganas, yo gano. Si tu pierdes, yo también pierdo".

Como en todo sector novedoso y al albur del desconocimiento de los usuarios de la verdadera filosofía de las empresas de servicios energéticos, en los últimos años se venía demandando legislar y definir los criterios mínimos, técnicos y económicos, a cumplir por las empresas que aspirasen a ofrecer este tipo de servicios. Con la publicación del RD 56/2016 se establecen los primeros requisitos mínimos a cumplir, aunque todos los expertos coinciden en que la definición que finalmente se publicó es excesivamente abierta y poco más va a regular. Siete meses después de la publicación del real decreto ya se puede constatar que milagrosamente cualquier empresa de ingeniería, auditoría, constructora, promotora, instaladora, mantenedora u de otro tipo dice cumplir con dichos requisitos, quedando todo lo anterior como un mero trámite administrativo más.

Empresas como Uría Ingeniería de Instalaciones, que pueden demostrar con infinidad de contratos de servicios energéticos en vigor su experiencia y especialización en el sector, no dudaron en aprovechar la oportunidad de certificarse cuando AENOR publicó la especificación técnica EA 0055.

Dicha especificación nació con el objetivo de estructurar y desarrollar el sector de la eficiencia energética, aportando transparencia a los consumidores y mayor fiabilidad en la contratación de estos proveedores. La especificación se publicó este año, tras la aprobación del real decreto 56/2016, en el que se define y traslada al ordenamiento jurídico español la figura del proveedor de servicios energéticos, y ayuda a dar cumplimiento al RD 56/2016 en lo relativo a la acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos, al profundizar en la figura del PSE, clasificándola, categorizándola y estableciendo unos requisitos mínimos, tanto técnicos como de experiencia previa. Lo más importante, que asegure que el proveedor de servicios energéticos realiza su labor de acuerdo a unos estándares mínimos de calidad, todo bajo la supervisión de AENOR, la entidad de certificación de referencia en España.

El pasado viernes 23 de septiembre el director general de Uría Ingeniería de Instalaciones, Gabriel Uría González, recibió el certificado del director de AENOR en el Principado de Asturias, Juan Lucas García González, en un acto que contó con la presencia del director general de Minería y Energía del Principado de Asturias, Isaac Pola Alonso.

El certificado de conformidad de AENOR a Uría Ingeniería de Instalaciones incluye las clasificaciones de explotación e inversión (empresas de servicios energéticos). De este modo la empresa se consolida como la primera empresa asturiana en certificarse en estas dos categorías y una de las primeras a nivel nacional.

A la hora de seleccionar un proveedor de servicios energéticos, el cliente no puede ni debe hacerlo con una visión cortoplacista y ni mucho menos dejarse llevar por suculentas ofertas iniciales. La selección de una empresa de este tipo ha de hacerse con un detallado análisis económico a futuro analizando los medios técnicos, económicos, trayectoria, experiencia de las empresas candidatas y, no menos importante, su independencia energética ante las distintas fuentes de energía que hay en el mercado. No en vano, es muy importante darse cuenta de que del buen hacer del proveedor de servicios energéticos que usted seleccione dependerá el gasto energético de su instalación en los próximos años.

Una empresa que le ofrezca un contrato de servicios energéticos sin vinculación de algún tipo con los ahorros a conseguir no es una empresa de servicios energéticos, no nos engañemos, eso es, como mucho, una comercializadora de energía y no un proveedor de servicios energéticos.

En Uría Ingeniería de Instalaciones están especializados en ofrecer a sus clientes contratos de servicios energéticos a medida con ahorros garantizados, según el tipo de instalación de calefacción, climatización o agua caliente sanitaria de la que dispongan cualquier comunidad de propietarios, hoteles, centros de empresas, colegios e industrias.

www.urianet.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook