03 de abril de 2018
03.04.2018

Un dibujo que marcó un ritmo imparable

03.04.2018 | 00:56

La mejor dinámica de resultados de los azules se sitúa en el choque ante el Lugo del Tartiere, hace justo una vuelta. Anquela reaccionó en la primera parte retrasando a Forlín como libre y formando con tres centrales. Ese dibujo, el 5-4-1, no sería empleado de inicio, sin embargo, hasta la 16.ª jornada, ante el Numancia en el Tartiere. El Oviedo ganó 3-1 en aquella ocasión y encadenó cinco victorias consecutivas y un empate para cerrar la primera vuelta. Aquella reacción quedó asociada a un sistema en el que los carrileros sorprendían por los flancos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas