10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Riazor como oportunidad

El Oviedo quiere dar un golpe de autoridad frente al Dépor antes del derbi | Anquela, dispuesto a mantener la defensa de cinco, podría optar por Alanís

10.11.2018 | 01:13

La manera más efectiva de olvidar lo que se viene encima, otro derbi que concentra toda la atención, es un escenario de postín. Riazor lo es. Un Deportivo-Oviedo es un telonero con caché, un perfecto aperitivo para el duelo (20.30 horas, Gol) de rivalidad regional. La parte motivadora del choque viene de serie en esta ocasión. Al Oviedo de Anquela se le presenta una oportunidad única: tiene poco que perder y mucho que saborear ante uno de los más claros candidatos al ascenso. Una oportunidad con efecto doble: en la tabla y en la confianza de cara al derbi. Sin Berjón, el Oviedo recupera al menos a Carlos Martínez y Alanís.

Anquela y sus chicos han insistido durante la semana en que nada preocupa más que el duelo de Riazor. Que nadie piensa en el choque ante el Sporting, algo inevitable para el aficionado azul, que ve con cierta preocupación las cuatro amarillas de Tejera o el esprint por recuperarse a tiempo de Berjón. Pero el choque ante el Dépor tiene una importancia máxima si se mira a la tabla. No sumar, pondría más tierra de por medio entre la zona del play-off y los azules. Aún es pronto para sacar conclusiones claras de la clasificación, pero sabido es que el oviedismo navega más tranquilo cuando olisquea la zona noble.

En el intento por sacar algo positivo de la visita, Anquela tiene la dolorosa ausencia de Berjón, jugador capital en sus planes. Sin Saúl, el equipo corre el riesgo de volverse más previsible. Tampoco estará Aarón, sustituto natural, con problemas en la rodilla. Las dos bajas son compensadas con otro par de novedades desde el parte médico, ambos defensas: Alanís y Carlos Martínez vuelven a la lista tras ausentarse las últimas semanas por lesión.

Incluso el mexicano tiene opciones de hacerlo directamente en el once. Anquela dejó caer el jueves que barajaba que formara parte del equipo titular. Para encajar una pieza llamada a ser importante esta temporada, el entrenador podría situarlo en la posición de líbero, la que mejor se adapta a sus condiciones. A Carlos Martínez le tocará esperar su turno desde el banquillo.

Para cubrir la baja de Berjón sí está más clara la candidatura de Yoel Bárcenas, hombre para todo para Anquela. El panameño se adaptará al extremo izquierdo, dejando libre el carril derecho para el regreso de Johannesson. Así, el jienense podría apostar por un once compuesto por Champagne; Johannesson, Carlos Hernández, Alanís, Javi Hernández, Mossa; Tejera, Folch; Joselu, Ibrahima y Bárcenas. Completan la lista Alfonso, Carlos Martínez, Forlín, Christian Fernández, Javi Muñoz, Boateng y Toché.

El Dépor, por su parte, llega al encuentro en un buen momento de forma: siete jornadas sin perder. Natxo González, fiel a su 4-4-2, cuenta con las bajas del sancionado Borja Valle y los lesionados Pedro y Dubarbier, aunque recupera a Krohn-Dehli.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook