05 de agosto de 2020
05.08.2020
La Nueva España

El debate central del Oviedo

El club, salvo que surja una opción ventajosa, no tiene pensado reforzar el centro de la defensa, uno de los problemas del pasado

05.08.2020 | 00:59
El debate central del Oviedo

Cuando Ziganda firmó por el Oviedo en el mes de febrero con el objetivo de lograr la permanencia en Segunda, todos los problemas empezaban en la defensa. El equipo azul no tenía dificultades a la hora de meter goles, pero en ese momento arrastraba una peligrosa losa que le acercaba al abismo cada jornada: 41 goles en contra y subiendo, y el conjunto más goleado de Segunda en esa jornada. Y, además, los integrantes de la defensa bailaban prácticamente en cada partido.

Ziganda, en tiempo récord, logró estabilizar el equipo atrás (su equipo encajó doce goles en catorce encuentros) y, para la dirección deportiva y para el entrenador, la defensa dejó de ser una prioridad. Lo indican así los planes del Oviedo en este mercado de fichajes en el cual, a excepción de un lateral zurdo rápido para que compita con Mossa, no se pretende luchar por un central. Si en el largo verano surge una oportunidad irrechazable el Oviedo sí la cogería, pero actualmente el centro de la defensa está cubierto con lo puesto.

A esa conclusión ha llegado la dirección deportiva tras varias charlas con Ziganda, en un segundo plano en la decisión de los fichajes, pero siempre enterado de los movimientos y aportando su opinión. El Oviedo ve suficiente contar con Carlos Hernández, Grippo, Arribas y Christian (pendiente de renovar) para apuntalar la retaguardia. El otro central de la plantilla es Javi Fernández, de vuelta tras su cesión y con el que no cuenta el club. El principal motivo de la seguridad en los centrales que hay se sitúa en las buenas sensaciones que Arribas y Grippo dejaron a final de curso.

El Oviedo no dudó a la hora de firmar al central suizo, ex del Zaragoza, al que además le ofreció un contrato de larga duración (otras dos temporadas si se conseguía la salvación). Elevar la competencia en la defensa con la llegada de Grippo, además, coincidió con el tiempo con la mejor versión de Arribas, que vino para liderar la defensa en el pasado verano. Carlos Hernández, con esos movimientos, pasó a un segundo plano.

Con la continuidad de Carlos garantizada por contrato y la de Christian pendiente (ambas partes negociaban ayer), el centro de la defensa, un apartado que tantos problemas trajo al Oviedo la temporada pasada, estaría cerrado para competir un año más.

Lolo vuelve a Segunda B y firma por el San Fernando. Lolo González, exmediocentro del Oviedo que abandonó la disciplina carbayona hace pocas semanas tras finalizar su contrato (no tuvo oportunidad de renovar), se convirtió ayer en nuevo jugador del San Fernando, equipo andaluz de la Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas