DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Berjón, "un futbolista diferente" que "tendrá abiertas las puertas del Oviedo"

Manolo Paredes, presidente en funciones del club, agradece al excapitán azul su "fidelidad, compromiso y profesionalidad"

Saúl Berjón celebra un gol del Oviedo ante el Nàstic en un partido de la temporada 2017-18.

Saúl Berjón celebra un gol del Oviedo ante el Nàstic en un partido de la temporada 2017-18. JULIÁN RUS

Las negociaciones entre Saúl Berjón y el Oviedo para que el delantero siguiera vistiendo la camiseta azul no llegaron a buen puerta y la etapa del ya excapitán azul en el equipo de su ciudad ha terminado. Un final que ha dejado un regusto amargo al futbolista, que percibió que en el club "no había interés alguno" por renovarle.

Fue el presidente en funciones del Oviedo, Manuel Paredes, el que un día después quiso valorar la importancia que ha tenido el jugador ovetense, de 34 años, en las cuatro temporadas que ha vestido la camiseta azul: "El oviedismo tenemos que agradecerle a Saúl Berjón la fidelidad, el compromiso, la profesionalidad y el trabajo realizado durante todos estos años". Un agradecimiento que acompañó con un compromiso: "Las puertas del Oviedo quedan abiertas para él para siempre".

La trayectoria de Saúl Berjón en el Oviedo comenzó en la temporada 2016-17. El ovetense llegó a mitad de temporada tras un corto periplo por el Pumas UNAM mexicano. Al poco de llegar al equipo que entrenaba Fernando Hierro se hizo con el puesto de titular y el equipo terminó la temporada en la octava posición, a solo dos puntos del play-off de ascenso.

Pero quizá su mejor año en el equipo azul fue el primero que estuvo con Juan Antonio Anquela, un entrenador que ya le había tenido en el Alcorcón y con el que tenía una relación muy especial. Lo cuenta el propio Anquela: "Era una relación diferente, algo más que la de un entrenador y un futbolista. Nos peleábamos y discutíamos todos los días, pero después nos mirábamos a la cara y estaba solucionado", explica.

Anquela otorga a Saúl Berjón el rango de "icono" del Oviedo: " En su momento apostó fuerte por el Oviedo, tenía el objetivo de ascender y no lo pudimos conseguir", cuenta. Como ejemplo de la entrega de Berjón por el Oviedo, Anquela pone el derbi de la segunda vuelta de la temporada 2017-18, que el Oviedo ganó 2-1 con una gran actuación del ovetense: "Jugó medio lesionado y nos ganó el partido, ese día quiso jugar a pesar de que sabía que se podía romper. Le pudieron salir bien o mal las cosas, pero el lo dio todo por el Oviedo".

En cuanto a sus virtudes como jugador, Anquela explica que "es diferente, cuando Saúl encaraba creaba peligro, yo le decía 'patas gordas' no te das cuentas de que donde tú ves un pase no lo ve nadie más, que esas cosas que tú ves no las ve nadie". La pena, señala, son "los problemas físicos que ha tenido". El jienense tan solo espera que le vaya bien allá donde esté: "Que tenga suerte, se lo merece".

Otro que solo tiene buenas palabras para Berjón es Javi Rozada, que cogió al Oviedo la pasada temporada tras cinco jornadas en las que el equipo solo había sumado un punto. "Solo puedo hablar bien de él, lo conocía de Oviedo, había coincidido con él y me ayudó mucho en una situación límite como era la que teníamos entonces, estuvo súper comprometido con el Oviedo en una año que fue difícil para él por las lesiones. Por mí parte, le estoy agradecido y le deseo lo mejor". El actual entrenador del Racing califica a Berjón como un futbolista "determinante, con una capacidad increíble de ver situaciones de ataque, un jugador que gana partidos, que tiene magia".

También Sergio Egea, ahora entrenador del Salamanca UDS, alaba a un jugador que él ficho como director deportivo del Pumas UNAM mexicano y con el que luego coincidió en el Oviedo en el final de la temporada 2018-19 y el principio de la pasada 2019-20: "Es un jugador muy exigente consigo mismo, un gran asistidor, alguien que ve el fútbol de una manera muy elevada". Aunque en su última etapa los resultados no llegaron, Egea agradece la actitud que tuvo Berjón: "Fue un gran capitán, entrenaba muy bien, respaldaba mucho a los chicos jóvenes, solo puedo decir cosas buenas de él; se comportó como un profesional íntegro y trabajó al máximo".

Compartir el artículo

stats