Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SEGUNDA DIVISIÓN | EL PARTIDAZO DE ASTURIAS

El examen de Mossa

El lateral azul, que apunta a titular en el derbi tras perder el puesto, se reúne con Ziganda l Borja da negativo en la prueba del covid

Mossa y Ziganda, ayer, manteniendo una charla en El Requexón mientras el resto de la plantilla realiza carrera continua.

Mossa y Ziganda, ayer, manteniendo una charla en El Requexón mientras el resto de la plantilla realiza carrera continua. MIKI LÓPEZ

El Requexón, cerrado a cal y canto, activó ayer el modo derbi total. El Oviedo se metió de lleno en faena para preparar la visita del Sporting el domingo (21.00 horas) y Ziganda no quiso perder ni un minuto. Saltó al campo número 1 de El Requexón y lo primero que hizo fue coger por banda a Mossa.

El navarro tuvo una larga charla con el lateral valenciano mientras arrancaba el entrenamiento matutino. Ambos intercambiaron impresiones durante varios minutos, en una mañana con buena temperatura y nubes y claros en la capital de Asturias.

La charla no fue casual, porque precisamente Mossa, ascendido a capitán esta campaña, héroe del oviedismo en aquel primer derbi en el Tartiere tras la vuelta de los duelos de máxima rivalidad, es uno de los nombres propios de la semana azul. Mossa o Lucas. Veteranía o juventud. Zurdo o diestro. Fueron los dilemas de Ziganda en la semana previa a Albacete. Y el elegido, algo que cogió por sorpresa a gran parte del vestuario, acabó siendo Lucas, "renacido" con Ziganda y recuperado para la causa tras varios meses de inactividad. Ahora, la sensible baja de Juanjo Nieto, expulsado ante el Albacete e inamovible en el lateral derecho, ha trastocado todos los planes en la defensa.

El Cuco, entrenador pragmático, tiene pensado alinear a Lucas de lateral derecho, un movimiento que automáticamente llevaría a Mossa de vuelta a la izquierda. Esa es la principal alternativa, con Diegui en la recámara, aunque los entrenamientos que quedan en la semana marcarán la alineación. No serán, pues, unos días cualquiera para Mossa.

El lateral, sin un perfil similar que le haga competencia en la plantilla, perdió el puesto por decisión técnica la pasada semana y su recambio fue un lateral a pierna cambiada. Su posible vuelta al once y las sensaciones que muestre en el derbi serán un examen para él cara a lo que resta de temporada. Más aún viendo las buenas prestaciones de Lucas, que además provocaron que el club no buscase otro lateral izquierdo en el final del mercado, que se cerró el lunes.

Mientras Ziganda charlaba con Mossa, el Oviedo recibió ayer dos buenas noticias. El mediapunta del Oviedo Borja Sánchez, en aislamiento por haber estado en contacto estrecho con un contagiado de covid-19, dio negativo en una de las pruebas, según informó ayer por la tarde el club azul. El ovetense permanecerá en aislamiento en su domicilio cumpliendo con la cuarentena establecida. El mediapunta sigue siendo duda para el derbi porque todavía debe someterse a otras pruebas del covid, una de ellas la del Servicio de Salud del Principado de Asturias. Además, Javi Mier finalizó su aislamiento tras haber estado en contacto con un contagiado y ayer pudo entrenarse con el resto del equipo.

Compartir el artículo

stats