DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Federico González, de vuelta en Oviedo con instrucciones de Arturo Elías

El azteca regresa de México e intentará amarrar a Ziganda de cara al próximo curso

Federico González y Manuel Paredes saludan al vicepresidente del Logroñés, Juanjo Guerreros, ayer en Las Gaunas. | LOF

Federico González y Manuel Paredes saludan al vicepresidente del Logroñés, Juanjo Guerreros, ayer en Las Gaunas. | LOF

El partido del Oviedo ayer en Las Gaunas tras el parón liguero dejó una noticia en el palco. Federico González, el hombre del Grupo Carso en el Oviedo, ya está de vuelta en España tras su estancia en México. Allí estuvo desde las vacaciones de Navidad. De México fue directo a Logroño sin pasar por Oviedo para poder ver el partido del club azul en directo en el estadio de Las Gaunas. El mexicano, que lleva ya casi un año y medio en el club tras la salida de Joaquín del Olmo en octubre de 2019, se ocupa de los asuntos económico de la entidad.

Junto con Francesc Arnau, que se ocupa de lo deportivo, son las dos personas con más mando en el Oviedo. Federico González está de vuelta en la ciudad tras haber estado en contacto continuo con Arturo Elías en México, máximo responsable del Grupo Carso en el Oviedo. Y ya hay varios asuntos para solventar encima de la mesa.

Uno que poco a poco se cuela en la agenda del Oviedo es la posible renovación de Ziganda, el entrenador azul. Desde México, en principio, se ve con buenos ojos la continuidad del entrenador navarro la próxima temporada, aunque las negociaciones todavía no han empezado.

González es el enlace principal con Arturo Elías, que tendrá la última palabra sobre el futuro del entrenador en el Oviedo siguiendo el consejo de Arnau, inseparable del asesor mexicano. El club está a la espera de ver cómo se desarrolla el segundo tramo de la temporada, pero tampoco quiere postergar en exceso el asunto de la renovación, algo que González debe acelerar ahora que está de vuelta.

El otro asunto que tiene Federico González encima de la mesa supone una pesadilla en los últimos años para el club: el maltrecho césped del Tartiere. Tras varios meses respondiendo a la perfección, el verde se ha resentido y la Liga ha vuelto a multar al Oviedo.

La patronal está muy pendiente del tema y presiona para que mejore el aspecto del verde. El club tuvo recientemente una reunión con el Ayuntamiento y con la Liga para estudiar el problema y se planteó la posibilidad de adquirir más lámparas para intentar atajar el contratiempo. Federico González se ocupa de las relaciones públicas del club y esta semana se prevé clave para intentar tomar medidas que mejoren el césped de cara al partido ante el Albacete del próximo sábado en el Tartiere.

Compartir el artículo

stats