DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo mete la directa: negocia con Ziganda y espera elegir hoy al candidato a director deportivo

Federico González y Ziganda, en El Requexón. | L. Murias

Federico González y Ziganda, en El Requexón. | L. Murias

La larga espera del Oviedo puede estar ya en su punto final. Lo pronostica el club, que no ha cumplido los plazos previstos, pero confía en dejar las líneas maestras solucionadas este fin de semana. Los movimientos en el club van por dos frentes y en ambos parece haber un importante acelerón después de varios días de tedio. Son horas de máxima actividad en las oficinas del Tartiere.

Por un lado, sobre la mesa está la renovación del Cuco Ziganda. Tras casi dos semanas sin contacto más allá de conversaciones informales, Federico González ha descolgado el teléfono. El directivo mexicano está ya manos a la obra y en plena negociación para cerrar el nuevo contrato del navarro como entrenador del Oviedo. Se trata de una importante novedad respecto a los últimos días. El club lleva sosteniendo desde final de temporada que no había duda alguna, que el Cuco es la persona ideal para comandar el nuevo proyecto azul. El problema era que ambas partes ni siquiera se habían sentado a hablar de la duración del contrato, de la parte económica o de los mimbres deportivos.

Todo era papel mojado y la situación tenía resignado a Ziganda, preocupado por los tiempos del club y pendiente en Oviedo de todos los acontecimientos antes de irse de vacaciones. En este tiempo, el navarro sobre todo tuvo contacto directo con David Comamala, secretario técnico, con el que estuvo reunido el martes tras el adiós del catalán. El panorama respecto al Cuco ha cambiado en las últimas horas porque Federico González ha movido ficha y está intentando atar al técnico, que quiere continuar. Desde el entorno del navarro se agradece ahora la predisposición del Oviedo y se huye de dar plazos a la negociación.

Sostienen los que rodean al Cuco que el tiempo es lo de menos y lo importante es que el nuevo contrato sea del agrado de las dos partes. Como el club quiere a Ziganda y el navarro quiere seguir, no se esperan problemas. La entidad confía en el técnico y su figura ofrece consenso en todas las áreas del club. El consejo valora su trabajo y pone de ejemplo su apuesta por la cantera, Federico González también le tiene en buena estima y César Martín, responsable de relaciones institucionales, pero con cierta mano en materia deportiva, también avala la decisión. México ya dio luz verde hace unos días.

El movimiento de González ofrece otra lectura en los entresijos del Oviedo y viene a confirmar que la elección del entrenador es un asunto del club, independiente en todo caso al director deportivo que sustituirá a Francesc Arnau. La búsqueda de ese responsable deportivo es el segundo frente en la agenda del Oviedo.

El proceso de selección, que ha creado incertidumbre en el club por los tiempos de espera y que a última instancia depende de México, está ya en su fase final.

El Oviedo, salvo contratiempo de última hora, tiene previsto elegir hoy por fin al candidato que ocupe el puesto de director deportivo. Los responsables del club en la ciudad confían en desbloquear la situación tras mantener contacto con Arturo Elías en los últimos días.

Es el mexicano el que decidirá. Hoy se cumple una semana de una de las últimas videoconferencias que Elías mantuvo con el consejo y con Federico González para tratar la situación de la dirección deportiva. En esa reunión se perfiló que el elegido debería ser una persona con experiencia en la dirección deportiva, que conociese bien la categoría, que estuviese listo para tomar decisiones en poco tiempo y que basase su proyecto en la aportación de la cantera.

Compartir el artículo

stats