Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis de la “DC” del Oviedo, una pareja de centrales para mirar hacia arriba

David Costas y Dani Calvo lideran la zaga azul y el club señala que son claves en la mejoría de la plantilla

Dani Calvo y David Costas

Dani Calvo y David Costas

Tienen muchas cosas en común, aunque son diferentes. Sus iniciales son D.C. y los dos son defensas centrales. Uno de ellos, es el vigués David Costas, nació en marzo de 1995. El otro, Dani Calvo, lo hizo en Huesca en abril de 1994. Los dos vienen directos de Primera División, uno del Celta y el otro del Elche. Juntos lideran la zaga del Oviedo y forman una prolífera pareja deportiva de la que presume de lo lindo el club entre bambalinas. “La clara mejoría de la plantilla empieza con ellos dos”, desliza un miembro de la entidad.

La defensa, un serio problema en los últimos años para el Oviedo, es ahora una de las líneas que más tranquilidad ofrece. En parte, según los análisis internos, por la fiabilidad de Costas y Calvo, la “DC”, dos de las apuestas más importantes de la dirección deportiva en verano. “Los dos vienen de Primera División y eso es importante porque el nivel competitivo que tienen es mucho mayor”, explica Nikola Jerkan, excentral del Oviedo en la última gran etapa del equipo azul (1990-1996) y en la actualidad analista de la selección croata.

Jerkan desmenuza las cualidades de los dos defensas de moda del Oviedo. “A Costas lo he visto bastante más. Ya en su primera temporada en el Oviedo fue una de las grandes noticias del equipo. Es muy fuerte en los duelos y además destaca en la salida de balón, creo que su presencia le hacía falta al equipo”, opina el veterano. Calvo es algo así como el más serio de la pareja. “Comete pocos errores, no se complica, es fuerte y en el juego aéreo destaca. También puede aportar en las jugadas a balón parado ofensivas. Es difícil verle equivocarse en una acción defensiva y eso es fundamental para un buen central”, opina Jerkan.

Los datos de rendimiento de la DC azul dan cuenta de su buen inicio liguero y de sus diferentes características. Hay algún número curioso. Calvo lleva recuperados 19 balones; Costas, 17. Del central gallego llama la atención que todavía ningún atacante ha sido capaz de regatearle en los cinco partidos que van de Liga.

Por contra, ha perdido 54 posesiones, algo que en parte explica su intención de sacar el balón jugado. En conjunto, el Oviedo ha encajado cinco goles en cinco partidos, aunque salvo en la derrota ante el Almería el sufrimiento defensivo fue muy leve. “Son jugadores muy diferentes, pero lo importante es que se complementan bien. La plantilla del Oviedo ha mejorado mucho y prueba de ello es la aportación de Costas y Calvo”, zanja Jerkan.

Otro que sabe muy bien lo que es defender el área del Oviedo siendo central es Vicente González-Villamil, excapitán del equipo azul (1971-1981) y actual presidente de la Asociación de Veteranos (AVRO), que tira de prudencia para analizar a los defensas del equipo carbayón. “Es una pareja muy sólida. Parece que se compenetran bien pese al poco tiempo que llevan jugando juntos. El equipo es más fuerte que el año pasado y eso se traslada a todas las líneas”, cree Vicente. El ovetense opina que ambos fichajes han sido un acierto y añade que el buen ojo puede hacerse extensible a otras incorporaciones. “El Oviedo tiene buena pinta, pero hay fichajes que llegaron al final y no es lo mismo hacer la pretemporada, como Costas y Calvo, que no hacerla”.

Arribas y Christian, en la recámara

Tras la salida de Grippo, Arribas y Christian Fernández son actualmente los centrales reservas del Oviedo, con Costas y Calvo como titulares indiscutibles hasta el momento. Arribas jugó sus primeros minutos ante el Huesca (1-2) en los instantes finales y Christian debutó esta temporada en la primera jornada ante el Lugo (2-2).

Compartir el artículo

stats