Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia de los seis prometedores nigerianos captados por el Oviedo: “Los querían equipos europeos; llegarán lejos”

El convenio con la Academia Ajuwa, en Lagos, da sus frutos deportivos y sociales; “Ahora en el barrio ves chavales con camisetas del United, el Chelsea y el Real Oviedo”, dice Binaware Williams, coordinador del club africano

De izquierda a derecha: Pereke, Nnoshiri, Victor, Bless, Hardy y Eze, con una camiseta de Nigeria en Fundoma. | Irma Collín

El Requexón, ese territorio en una curiosa encrucijada que pisa los concejos de Oviedo, Llanera y Siero, tiene una nueva sucursal. En Lagos (Nigeria), la Academia Ajuwa es un semillero más de futbolistas para el conjunto azul desde que en 2018 se estrecharan los primeros lazos. Ahora, empiezan a verse los frutos. Es uno de los proyectos de la Fundación Real Oviedo, este con doble vertiente: social y deportiva. Sobre lo primero, en Lagos ya se deja sentir cierto color azul. Sobre lo futbolístico: 6 promesas nigerianas se han mudado a Oviedo. “Son de lo mejor del país; muchos equipos europeos los querían”, subraya Binaware Williams, coordinador de la Academia nigeriana. Próximamente serán más.

Los 6 nigerianos del Oviedo, en un futbolín de Fundoma Irma Collín

Williams es clave en este proyecto. Exjugador internacional, jugó en los filiales del Celta y Benfica y contactó a través de Iván Palacios (extécnico del Vetusta) con el Oviedo. Roberto Suárez, ahora en la secretaría técnica, es otra figura decisiva para entender esta novedosa relación.

Pero, ¿en qué consiste exactamente el acuerdo? “El Oviedo nos da uniformes, balones, material de todo tipo, además de dinero para mantener la residencia de Ajengule (barrio de Lagos). Y está Iván (Palacios), que ha venido más de 10 veces, ha entrenado al equipo y nos enseña la metodología del Oviedo”, resume Williams. Y añade: “También forman a nuestros entrenadores, nos mandan material de la clínica para el bienestar de los chicos… César (Martín) siempre está pendiente de todo lo que necesitamos”. A cambio, el Oviedo comparte la propiedad de unos 30 chavales. Ajuwa es una nueva rama de la cantera a casi 6.000 kilómetros de distancia.

El Ajuwa, en la visita del cónsul

El sistema de captación es similar al que usan otros clubes europeos en la zona. En vez de pelearse en un mercado difícil de contralar, algunos conjuntos de Noruega, Finlandia o Suecia han creado sus propios equipos, academias, en Nigeria. En España, lo más parecido es la iniciativa del Valladolid en Ghana, la África Talent Football Academy. Los pucelanos sacaron de allí al central Mohammed Salisu, al que vendieron en 2020 al Southampton por 12 millones de euros.

La lupa azul es potente: En Lagos viven más de 20 millones de personas y, asegura Binaware, “tenemos bien controlada la ciudad”. A los frecuentes viajes de Palacios se ha unido en tres ocasiones Suárez. En esas visitas se hace la selección de futbolistas. Y desde el pasado verano 6 de los talentos más prometedores del Ajuwa viven en Oviedo, en la residencia de Fundoma, y trabajan a diario en Tensi para ser futbolistas en Europa. Su sueño.

Iván Palacios, Daniel Losada (cónsul de España en Lagos) y Binaware Williams. | Real Oviedo

Samuel Nnoshiri, talentoso media punta zurda de 20 años, ha sido el primero en asomar la cabeza en los equipos azules. Ya ha debutado con el Vetusta en Tercera RFEF. Aunque no está teniendo mucha suerte con las lesiones, se dicen maravillas de él. “En Nigeria es un referente, ha jugado en todas las categorías inferiores de la selección. Getafe y Alavés le quisieron en su día, puede llegar muy lejos”, señala Williams. Hay cinco más en Oviedo: Victor Chigozie, Pereke Akpo, Bless Udom Aniekam, Chukwuma Eze y Chibueze Hardy.

“En Nigeria, Nnoshiri es un referente, ha jugado en todas las categorías inferiores de la selección. Getafe y Alavés le quisieron en su día, puede llegar muy lejos”,

Binaware Williams - Coordinador de la Academia Ajuwa

decoration

Para Binaware, todos ellos diamantes en bruto: “Son de lo mejor del país. Muchos equipos europeos los querían, pero el Oviedo es ideal para crecer: en un par de años veremos los futbolistas que son”.

Lo de los problemas físicos de Nnoshiri no son una excepción. El cambio de rutina afecta a los jóvenes. En la cantera recuerdan un episodio ilustrativo cuando, a los pocos días de aterrizar, uno de los chavales se sintió indispuesto a la hora de entrenar. Se había tomado 7 tostadas antes de la sesión y no estaba acostumbrado a desayunar. Ahora, la labor más importante es la de moldear ese talento innato.

En el club hay muchas expectativas puestas en ellos. A Bless, por ejemplo, un centrocampista físico “tipo Yaya Touré” de 18 años, le querían equipos españoles y del norte de Europa. En Eze también hay puestas muchas esperanzas: él fue el primero en ser reclutado. “Va a llegar lejos como se lo proponga”, dicen sobre él en el Oviedo. Es un central fuerte, rápido y ágil de 18 años que acaba de debutar con el División de Honor.

Los jugadores del Awuja, con la copa de campeones R. O.

También está Víctor (19 años), un portero por pulir con un notable golpeo de balón. Cuando arregle los documentos jugará con el Vetusta. Hardy (19 años) es un centrocampista inteligente con buen manejo de la pelota. Y Pereke, central expeditivo de 18 años que acaba de ser cedido al Covadonga de División de Honor para coger ritmo y foguearse.

Mientras los seis enviados se integran en el fútbol europeo, el trabajo sigue día a día en Lagos. Y con bastante éxito. A finales de diciembre, el Ajuwa se proclamó campeón sub-23 de Lagos. El primero de su historia. “Un título muy importante para el proyecto”, señala Binaware. El triunfo es básico por el efecto llamada: muchas promesas de Lagos ya han mostrado su predisposición a fichar por el Ajuwa. De la plantilla que acaba de ser campeona saldrá la nueva remesa que aterrizará en Oviedo.

Labor social

Pero no todo es fútbol. No al menos para la Fundación Real Oviedo, atento a otras sensibilidades. “Los chicos pueden comer y disfrutar del fútbol, además de tener la ilusión de llegar a Europa para labrarse un futuro”, destaca Williams. “Para ellos, el fútbol lo es todo. Quieren al fútbol. Este convenio con el Oviedo es una puerta a la ilusión: todos quieren ganar dinero para darles a su familia una vida mejor”, agrega.

Y está la labor de expansión del oviedismo. “Ahora, en Agenjule la gente está pendiente del Oviedo, se siguen los partidos, se disfruta. Todos quieren que el equipo llegue a Primera”, dice el nigeriano, que corona: “Ahora, por el barrio ves chavales con camisetas del United, del Arsenal, del Chelsea… Y también del Oviedo”.

Compartir el artículo

stats