Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Maccabi se disculpa con el Oviedo y Cornud podrá salir del club

Tito negocia los flecos del adiós del galo, mientras que Mossa ya ha acabado su vinculación con el club

Cornud, celebrando una victoria con el Oviedo la pasada temporada. | Irma Collín

El lío Cornud se va apaciguando en el Oviedo después de que el lateral galo acudiese a Haifa (Israel) a pasar reconocimiento médico con el Maccabi sin contar con el permiso del club azul. La entidad de la Liga de Israel estuvo en contacto con el Oviedo en las últimas horas y le transmitió disculpas después de que se filtrase una foto en twitter en la que el todavía lateral izquierdo carbayón aparecía con la ropa de entrenar del Maccabi.

El enfado fue notable en el Oviedo en todos los estamentos. No solo por la filtración de la fotografía, sino por el hecho de que un jugador con contrato en vigor acudiese a pasar un reconocimiento médico con otro equipo sin haber cerrado previamente su salida de la entidad.

La negociación se atascó por ese movimiento, empezó prácticamente de cero y el club azul le hizo saber a Cornud que de no cerrarse la operación se tendría que presentar el martes en El Requexón para comenzar la pretemporada a las órdenes de Jon Pérez Bolo. En las últimas horas las conversaciones entre todas las partes, y lideradas por Tito en el Oviedo, han avanzado y, salvo un nuevo desliz, Cornud podrá salir del club carbayón y firmar por el Maccabi, como así es su deseo. En la entidad azul el enfado por las formas de Cornud sigue siendo palpable, pero al galo solo le resta un año de contrato y en el Oviedo creen que lo mejor es facilitar su marcha e ingresar dinero por un traspaso que irá directamente a aumentar el límite salarial.

El galo tiene una cláusula de tres millones de euros, aunque la previsión es que su marcha se cierre por una cantidad mucho más inferior, pero que no obstante permitirá al Oviedo implementar su tope salarial y así tener más recursos en el mercado de fichajes que está en marcha,

La marcha de Cornud tiene efectos directos sobre la configuración de la plantilla, ya que el Oviedo deberá firmar un nuevo lateral izquierdo y de momento espera la llegada de Pomares, que está libre tras dejar el Tenerife y también tiene al Leganés interesado en sus servicios. Pomares podría no ser el único lateral izquierdo que fiche el Oviedo ya que Mossa, el otro defensa zurdo, acabó ayer su vinculación con el Oviedo y por el momento no había recibido ninguna oferta de renovación. El valenciano se mostraba a disposición del club, dispuesto a continuar en el Oviedo en el caso de que se optase por otra ampliación. Sin embargo, no parece que Mossa entrase en los planes de Bolo, técnico azul. De confirmarse el adiós del valenciano cinco temporadas después, el club peinaría el mercado buscando otro lateral izquierdo de perfil más ofensivo que Pomares.

Compartir el artículo

stats