Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Real Oviedo empata con el Alavés (0-0) y sigue sin marcar su primer gol en pretemporada

Los azules, en los que destacó el portero Braat, acabaron el partido buscando el tanto de la victoria

52

En imágenes: El Real Oviedo empata sin goles contra el Alavés en su cuarto partido de pretemporada Irma Collín

Al Real Oviedo le está costando mucho encontrar el gol en esta pretemporada. El equipo de Bolo aún no se estrenado en esta faceta y ayer sumó un nuevo empate sin goles, esta vez ante el Alavés, un recién descendido de Primera que, como el conjunto azul, aspira a estar en la parte alta de la clasificación de Segunda. En el Oviedo destacó la actuación de Braat, muy seguro en todas las ocasiones de gol que tuvo el equipo vasco, en algunos casos con intervenciones de mucho mérito. También dejó buenos minutos Borja Sánchez. 

La primera parte dejó poco fútbol, pero algunos detalles interesantes por parte del Oviedo de Bolo. En el equipo azul formaron por primera vez de inicio Borja Sánchez y Enrich, dos piezas que deben ser importantes esta temporada. El primero, ocupando la posición de mediapunta, fue el que más peligro generó en el ataque azul y el segundo, como único delantero, se esforzó en dificultar la salida del balón del rival.

Bolo puso en práctica un 4-2-3-1, con Hugo Rama, más desdibujado que otros días, y Luismi en el doble pivote, y por delante una línea ocupada por Sangalli, por la derecha; Viti, por la izquierda; y Borja Sánchez como enganche con Enrich, único referente ofensivo. En los primeros 45 minutos se notó que la maquinaria ofensiva está aún por engrasar y también que a la pareja de pivotes le costó superar a los medios rivales. Todo ello se tradujo en la ausencia de ocasiones por parte del Oviedo.

En el lado contrario, el Alavés, más incisivo, sí que dispuso de oportunidades, tres de ellas muy claras. Fue ahí donde emergió un Braat capaz de resolverlas todas. El meta francés hizo algunas paradas espectaculares. En una de ellas, que le costó la tarjeta amarilla a Borja Sánchez por cortar una acción de peligro rival, Braat despejó un gran lanzamiento de libre directo de Miguel. Poco después, en un cabezazo bombeado tras un rechace, el portero galo realizó una estirada muy complicada para evitar el primer tanto del cuadro de Luis García Plaza. 

En la segunda parte, Obeng salió con ganas y al poco de comenzar se internó en el área, sin fortuna, pero con mucha potencia. El Alavés volvió a coger el mando tras ese arreón inicial de los azules. El partido, menos ordenado que en la primera mitad, fue enloqueciendo. Marcelo, que ocupó la posición de mediapunta en lugar de Borja Sánchez, apenas pudo entrar en juego. Solo en el tramo final, el Oviedo, espoleado por un activo Javi Mier, empezó a tener algunas ocasiones que a punto a estuvieron de suponer el primer gol azul en la pretemporada. La más clara, en el minuto 80, la tuvo Jorge Mier tras un córner botado por su hermano Javi, pero el meta del Alavés estuvo atento y el Oviedo empató en un nuevo ensayo general.

Compartir el artículo

stats