Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana Lacalle, fundadora del Oviedo Femenino: "Me dicen en mis tiempos que jugamos en el Tartiere y ni me lo creo"

La fundadora del Oviedo Femenino dice que el partido del equipo ante el Alavés hoy en el Tartiere es "histórico y decisivo para el club"

Ana Lacalle, ayer en el museo del Oviedo con un escudo del club azul. | Luisma Murias

Ana Lacalle (Oviedo, 1957) pasea por el museo del Oviedo, situado en los bajos del Tartiere. Va de aquí para allá. Se detiene en esta y aquella fotografía. Cotillea los recortes de periódico y posa sonriente. "Me dicen esto en mis tiempos y no me lo creo ni de broma. Es que ni si se me pasaría por la cabeza". "Esto" es lo de esta noche a las 20.00 horas. El Oviedo Femenino, el que Lacalle echó a andar hace ya 42 años, ha evolucionado tanto, pero tanto, que hoy jugará un partido de Copa de la Reina en el Tartiere ante el Alavés, de Primera División.

"Es un momento histórico y decisivo para el club", incide Lacalle. Será el primer encuentro del Femenino en el municipal ovetense que se dispute con público en las gradas. "Es la de Dios, las chavalas tienen que estar muy orgullosas", recalca Lacalle, la fundadora del Femenino, desvinculada ahora del club tras su segunda etapa como directiva y dicharachera a solo un día del partido. "A las jugadoras les diría que aprovechen el momento, que a lo mejor tarda muchísimo en llegar otra vez. Que disfruten y que lo den todo en el campo". Lacalle estará en la grada del Tartiere. En el antiguo estuvo ya de directiva, cuando llevaba la dirección del Femenino. "Me tocó sentarme en el banquillo en el marco de un torneo de selecciones. Lo recuerdo perfectamente y me hizo mucha ilusión", asegura.

Los tiempos de Lacalle en el Oviedo no tenían nada que ver con los de ahora. Para muestra un botón: en los ochenta y los noventa el Oviedo ni siquiera tenía campo de fútbol propio. "Íbamos a Olloniego o a Llanera. Donde cuadrase. Nos costaba 10.000 pesetas (60 euros) el campo por partido", rememora.

Hoy y ahora, el Oviedo Femenino tiene campo propio, Tensi, aunque se le queda pequeño. Para contextualizar cómo han cambiado las cosas en la capital asturiana respecto al fútbol femenino Lacalle habla bien claro. "Vamos a ver, es que hace 30 años los del Real Oviedo ni nos miraban. Así de claro. Éramos unes que andaben por ahí...".

Ahora el Oviedo Femenino tiene incluso la misma marca y escudo que el Oviedo y para la propiedad del club, el Grupo Pachuca, el fútbol femenino es una parte fundamental el proyecto. Parece anecdótico, pero el germen del Oviedo Femenino fue un equipo que se llamó el México (en referencia a un bar que estaba en el barrio de La Corredoria) y estuvo dos años sin federar, de 1980 a 1982. Luego se llamó Tradehi, Peña Azul Oviedo Femenino, Oviedo Moderno y finalmente Real Oviedo.

El equipo azul ya no se llama México, pero los lazos con el país azteca vienen desde la llegada de Carso. Ahora está Pachuca, a los que Ana Lacalle conoce bien por la opinión de Toña Is, extécnica del Oviedo y también del Pachuca Femenino.

"Yo creo que la gente de Pachuca sabe funcionar muy bien con el fútbol femenino, allí está en auge y tienen resultados. Lógicamente, no va a ser llegar y besar el santo, pero creo que apostarán fuerte", finaliza Lacalle que hoy estará, aunque nunca lo hubiese dicho, en la grada del Tartiere viendo un partido de su Oviedo Femenino.

El Oviedo Femenino afronta esta tarde (20.00 horas) en el Tartiere el esperado encuentro ante el Alavés, de Primera División, en la tercera ronda de Copa de la Reina. «Este partido quedará guardado en la retina para toda la vida. Es una eliminatoria a todo o nada y reúne todos los alicientes para que quede en la retina en la vida deportiva», dijo ayer Álex Rodríguez, técnico del Femenino. La eliminatoria es a partido único y se espera que vayan más de mil personas. El Femenino tiene la baja de Ana Buceta. Hoy siguen las entradas a la venta para el partido, que cuestan dos euros para socios y diez para el público general.

Compartir el artículo

stats