La conjura del vestuario del Oviedo para acercarse al play-off: "Vamos a aprovechar nuestro buen momento"

El Oviedo, con Camarasa, Romario y Luengo recuperados, buscará sumar otro triunfo en Anduva: "Queremos mirar arriba"

Entrenamiento del Real Oviedo

Entrenamiento del Real Oviedo / Miki López

Nacho Azparren

Nacho Azparren

David Costas, uno de los líderes, también uno de los que mejor le ha sentado el cambio en el banquillo, es el que enarbola el mensaje ambicioso. "Queremos ganar al Mirandés y mirar hacia arriba", señala en la sala de prensa. Y la frase evidencia el momento de optimismo en el que navega el equipo tras la remontada ante el Eibar, tan necesario desde el punto de vista clasificatorio como de las sensaciones. A esa idea de que el equipo puede ir a más se suman las buenas noticias desde la enfermería: el trabajo en la sombra de los servicios médicos da sus frutos y Carrión podía recuperar de una tacada a Víctor Camarasa, Oier Luengo y Romario Ibarra.

Ninguno de los tres tiene un puesto asegurado en el once, a la vista del buen funcionamiento del equipo el pasado domingo, pero pueden ser de esas piezas importantes según avance el partido. Para Camarasa el regreso a la actividad supone que las molestias que le impidieron estar contra el Eibar no han ido a más y se suma como un elemento más a un centro del campo que ahora parece a buen recaudo con la pareja formada por Luismi y Colombatto.

La recuperación del andaluz tras su lesión se tradujo en una de las mejores versiones de la medular azul, con Colombatto con más libertad de movimientos. Si no hay novedades, ambos formarán en el centro del campo con el que Carrión tratará de meterle mano al Mirandés el domingo en Anduva.

La novedad de Luengo fue la más sorprendente ayer, ya que ha acortado los plazos de su lesión muscular. Su incorporación es una gran noticia a la hora de repartir esfuerzos y evitar riesgos. Central que puede actuar en el lateral, con el vasco se tiene la certeza de que siempre estará listo cuando la ocasión lo requiera. Ya lo ha demostrado en suficientes ocasiones.

Y está el caso de Romario Ibarra, con poco peso en los planes azules hasta la fecha. Ni ha alcanzado su mejor nivel y las lesiones no le han ayudado. Pero el juego que proclama Carrión podría ayudarle a dar lo mejor de sí. El equipo aún le espera y su puesta a punto parece ir por el camino adecuado.

El que no tiene tan seguro llegar a Anduva es Santi Cazorla. El internacional sigue al margen del grupo, ayer trabajó en el gimnasio, y su inclusión en la convocatoria dependerá en si es capaz de reintegrase con sus compañeros según vaya avanzando la semana.

En todo caso, y pendiente aún de cómo vaya evolucionando la lesión de Cazorla, el Oviedo encuentra más garantías de nivel para viajar a Miranda, una cita que, aunque se dice con la boca pequeña, todos en el club consideran que puede significar un punto de inflexión en la trayectoria inmediata de los azules en la competición. Aún es pronto para conclusiones definitivas y se prefiere ir señalando metas a medio plazo (no alejarse de los seis primeros), pero con el play-off ahora a cinco puntos de distancia sumar de 3 en Anduva se traduciría como un empujón más que interesante en la clasificación. La prueba definitiva de que este equipo aún puede pelear por metas bonitas esta temporada.

El vestuario es consciente de que debe aprovechar su momento. "Hay equipos que ahora les está costando. Esto es la Segunda División. A nosotros nos pesó el inicio y a otros igual les está tocando pagarlo ahora. Vamos a aprovechar nuestro buen momento", defiende Costas.

Colombatto y su futuro

Otra buena noticia que se constató en el primer entrenamiento de la semana es que Colombatto ha superado sus problemas físicos y está a pleno rendimiento. El argentino acabó el choque ante el Eibar con algunos problemas físicos: de hecho, lanzó el penalti tras varios minutos con una evidente cojera. Pero los dos días de descanso le han venido bien para recargar energías y dejar atrás el dolor. Ayer se entrenó con el grupo sin problemas.

Carrión respira aliviado: Colombatto es indiscutible en el equipo azul. Sus buenas prestaciones le convierten en uno de los jugadores de moda en Segunda, lo que puede despertar el interés de alguno conjuntos. Pero el centrocampista manda un mensaje de calma. "No vine a Oviedo para estar 6 meses. Las posibilidades de seguir el año que viene son muchas, incluso sin el ascenso. Sigo teniendo contrato con el grupo", explicó el argentino en una entrevista concedida a Deportes Cope Asturias.

Colombatto tiene contrato con Pachuca hasta junio de 2025. A pesar de que aún tiene vinculación a medio plazo, Jesús Martínez ya le ha comunicado a los agentes del jugador su deseo de ampliar el contrato que une a ambas partes, tal y como informó la semana pasada LA NUEVA ESPAÑA. En su intervención en la radio, el argentino destacó el papel de Jesús Martínez en la decisión de recalar en el Oviedo: "Jesús me dijo que era una apuesta que estaba haciendo y que quería llevar al club a Primera. Tiene una ambición muy grande en este club, ciudad deportiva incluida. Este es un buen proyecto".