La orden en el vestuario del Oviedo: olvidar el arbitraje del derbi y centrarse en el Burgos

Los azules digieren la derrota y quieren resarcirse en el choque del sábado

Los futbolistas, haciendo carrera continua ayer en El Requexón.

Los futbolistas, haciendo carrera continua ayer en El Requexón. / Fernando Rodríguez

Nacho Azparren

Nacho Azparren

La idea más repetida en el día de resaca posderbi era el de "injusticia" entre los diferentes estamentos del club. Porque el Oviedo hizo un partido notable en el derbi, solo la falta de acierto en los últimos metros le privó de salir de El Molinón con un botín. Pero esa sensación de "injusticia" creció con las dos polémicas decisiones en las que los azules se sintieron perjudicados por el colegiado, González Esteban. La rabia por el derbi perdido, por la oportunidad de colarse en el play-off también, era aún evidente en los gestos de los futbolistas en la sesión de entrenamiento de ayer, la que sirvió para empezar a superar la resaca post derbi.

Porque ya toca pensar en el siguiente rival, un Burgos con viejos conocidos que se presentará el sábado en el Carlos Tartiere a las 16.15 horas. Y en la casa azul ya se ha trazado la estrategia para estos días: hay que olvidarse del arbitraje del derbi, corregir los errores cometidos, ensalzar el trabajo bien hecho y pensar en el siguiente rival.

Los futbolistas, haciendo carrera continua ayer en El Requexón. | Fernando Rodríguez

Lucas Ahijado y Santi Cazorla, ayer, en El Requexón. / Fernando Rodríguez

Hay una frase de Carrión que sirve como perfecto resumen del sentir de la caseta. "Queremos celebrar en junio", pronunció el entrenador aún con los ecos del vestuario rojiblanco vigentes tras el 1-0 cosechado en El Molinón. Quedan 16 pasos hasta la meta y el Oviedo quiere mostrar que tiene fútbol y personalidad para colarse entre los seis primeros. Hay tiempo para ello.

En la sesión de recuperación, como es habitual, los futbolistas con más minutos en el derbi trabajaron a menor ritmo. Sobre el césped, tras los diversos estiramientos, los futbolistas comentaron los detalles del choque con la sensación aún presente de la oportunidad que habían dejado escapar. La tuvo Paulino en la primera parte, Moyano en la segunda, Colombatto en una falta… Y las dos polémicas acciones en el área rojiblanca, claro.

Del otro lado, los suplentes en Gijón se ejercitaron con ms intensidad, con Luismi completando la primera parte del entrenamiento y evidenciando que da un paso más en su recuperación total. El Oviedo le necesita. Esta semana podría incorporarse de forma definitiva al trabajo grupal.