Comer bien no sólo es importante para perder peso. También es fundamental para mejorar tu salud y tus hábitos. Y en este sentido la fruta es el elemento que nunca puede faltar en tu dieta. Pero dentro de todos los alimentos que puedes encontrar en la frutería de tu supermercado hay uno que destaca por encima de todos: el plátano. Lo han puesto de moda los nutricionistas por sus grandes ventajas: se vende todo el año, es saciante y además tiene grandes propiedades nutritivas para adelgazar.

Te sirve para cargarte de energía de cara a hacer deporte y, además, te sacia, por lo que funciona como "quemagrasas" y evita que comas otras cosas menos sanas. Recuerda que además de comer bien es importante que, si quieres perder peso, te fijes también en lo que bebes (aquí te contamos las bebidas de cero calorías) y que te muevas con regularidad. ¿Lo mejor?Que aún llegas a tiempo a la "operación bikini" del año que viene y que estás a tiempo de empezar antes de los excesos navideños.

Las ventajas

"Es un alimento supernutritivo", relata Joel Torres, uno de los nutricionistas con más seguidores en redes sociales, en donde muestra trucos para perder peso y llevar una vida más sana. "Su saciedad, gracias al agua y a la fibra se relaciona con "menor peso" en personas que lo consumen. Además, el tipo de fibra que contienen (almidón resistente y pectina, más presente en plátanos verdes que maduros) está muy relaciona con la salud digestiva, sentencia Torres. Y es que comer un plátano a media mañana o a media tarde puede suponer que evites comer otras "chucherías" como los bollos ultraprocesados que no van a conseguir aportar nada bueno a tu dieta y, además, van a impedir que pierdas peso. "Además está cargado de antioxidantes como catequinas y dopamina que se relacionan con mejor regulación hormonal, prevención de enfermedades y mejora del estado de ánimo", argumenta.

Un alimento "útil"

El plátano es, además, muy útil en el post ejercicio "por su contenido en hidratos, agua, potasio y fácil digestión". Además, y como es evidente, Torre señala otra ventaja que es muy básica pero que también es importante: "es muy rápido de consumir y fácil de transportar como snack".

Pero este no es, desde luego, el único "snack" que te puedes llevar al trabajo y que te puede servir para perder peso o al menos para restar calorías en tu dieta. En este artículo te contamos otras cenas y comidas de "entrehoras" que puedes consumir en tu día a día y que te pueden ayudar a perder peso.