Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así es Prama, el entrenamiento por el que ganarás salud a base de luces en un gimnasio de Oviedo

El ejercicio, pionero en España, quema calorías a través de paneles led que reaccionan al tocar y pisar: “Funciona muy bien entre los más mayores y los que quieren mejorar su cardio”

Así es Prama, el entrenamiento por el que ganarás salud a base de luces en un gimnasio de Oviedo

Así es Prama, el entrenamiento por el que ganarás salud a base de luces en un gimnasio de Oviedo Valentina Ciuca

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así es Prama, el entrenamiento por el que ganarás salud a base de luces en un gimnasio de Oviedo Joaquín A. Cuesta

Ir al gimnasio no tiene por qué ser una tarea aburrida. Todo lo contrario. De hecho, así lo refleja el semblante de los usuarios que salen de la “sala acondicionada” del nuevo centro Supera –integrado dentro del nuevo complejo del Vasco, en Oviedo– tras una intensa sesión de un revolucionario entrenamiento. Y es que Supera, mediante su lema “diviértete entrenando”, se ha convertido en un espacio deportivo pionero a nivel nacional –solo dos centros en España tiene este servicio– en impartir un tipo de actividad que funciona mediante paneles led y estímulos. Prama, como así se llama la práctica, “es un tipo de ejercicio cardiovascular para todo tipo de público que funciona como un juego”, explica Elvira Pérez, directora gerente del centro.

No hay más que ver la sala; cuando entras, te sientes como Han Solo en el Halcón Milenario. Todo el espacio está acondicionado, tanto las paredes como el suelo, para poder seguir las indicaciones de los monitores que explican esta innovadora disciplina.

Por la izquierda, una usuaria salta sobre un cajón, un monitor muestra una de las pantallas led, calentamiento previo al inicio de la sesión y, a la derecha, una usuaria salta durante una sesión. | VALENTINA CIUCA

El funcionamiento de Prama tiene su aquel. Es necesario poseer una sala especializada para realizar la actividad, la cual está llena de luces que reaccionan al tocar y pisar. A medida que comienzan los intervalos, los asistentes deben ir pulsando donde vean que se enciende la luz. Por ello, este tipo de actividad combina entrenamiento funcional con formato HIIT –entrenamiento de alta intensidad–. Gracias a este tándem, los interesados mejorarán su forma física general, su velocidad, coordinación, y su capacidad cardiovascular, a la vez que quemarán muchas calorías en muy poco tiempo. Además de trabajar la parte física, el usuario incrementa su capacidad cognitiva, por lo que mejoran notablemente su atención. Es una actividad interesante, motivadora, y sobre todo “muy divertida”, explica María Antonia Rodríguez, del área técnica del centro.

Ganar salud a golpe de luz en el gimnasio

Los “pramas”, como los denomina Francisco José García, director técnico de Supera, se dividen en diferentes tipos dependiendo de su intensidad: “Prama Flow”, que mezcla pilates, yoga y movilidad; “Prama Active”, recomendado para mayores de 60 años, y centrado en entrenar la movilidad y la flexibilidad; “Prama Kids and Family”, para los más peques; “Prama Athletic”, trabajo de alta intensidad; “Prama Energy”, centrado en el trabajo cardiovascular; y “Prama Strong, que combina trabajo de fuerza y cardio. La lista más solicitada es la de los niños, muchos acompañados por sus familiares, muchos otros que no. “Funcionan muy bien entre los más mayores, y entre los que quieren mejorar su cardio”, concreta García.

Ganar salud a golpe de luz en el gimnasio

Esta gimnasia, “aparte de mejorar el físico, mejora mucho la mente, por lo que está muy recomendado para gente que sufre de estrés. Mejoras el equilibrio, coordinación, memoria… Hay un monitor con música que anima y en el propio software te vienen todos los datos de tiempo y descansos”, explica Rodríguez mientras muestra los paneles y pantallas interactivas que recubren la totalidad de la sala.

La clase cuenta con un técnico, pero tiene un papel orientativo: se dedica a guiar a través del ejercicio que estás viendo en los televisores de la pared. Además, los practicantes cuentan con un pulsómetro que les monitoriza la frecuencia y cuenta las repeticiones y ejercicios que han realizado, por lo que al final de la sesión, “siempre hay un campeón o campeona”, asegura Rodríguez entre risas. Elvira Pérez enfatiza en recordar que “funciona como un juego en el que la gente se divierte mucho”.

Ganar salud a golpe de luz en el gimnasio

Tanto es así, que al estar incluida esta actividad dentro de los servicios que oferta el centro mediante una cuota mensual, la gente que está apuntada en los otros dos locales que tiene la franquicia en Oviedo -Otero y Azcárraga-, está empezando a acudir al novedoso espacio multidisciplinar. “Está todo el mundo invitado a probarlo. El sitio es espectacular, mucho más amplio que los otros locales. Además, los vestuarios muy amplios y ofertamos dos horas gratis al día de parking. Nadie ofrece tanto por tan poco”, explica Pérez.

Al terminar una de las sesiones, Irma Pérez y Borja Fernández, dos practicantes, salen “reventados, pero con ganas de más”. “Es una clase súper divertida, algo distinto a otras actividades. De lo que hemos podido observar, parece una técnica muy moderna y dinámica. Además, terminas haciendo amigos, nosotros nos hemos conocido aquí”, explican. Ambos animan a todo el mundo que prueben la innovadora actividad con la que ponerse en forma y pasarlo bien.

Compartir el artículo

stats