Tras el verano llega la necesidad de adelgazar y recuperar la figura. Además de controlar lo que comes, intentar beber la menor cantidad de alcohol posible y optar siempre por la comida real puedes añadir a tu dieta habitual una bebida que muchos nutricionistas están empezando a recomendar y que ayudará a que puedas quemar grasas: el agua caliente. Como suena. Esta bebida tiene propiedades saciantes y de quema de grasa y en los últimos meses se ha puesto muy de moda.

Más allá de que la puedas combinar con té o con otro tipo de infusiones como la manzanilla el agua caliente está muy recomendada para saciarte y para evitar que se acumulen grasas en el estómago. Recuerda, eso sí, que si decides tomarla con algún tipo de hierba esta puede tener otras características que hagan que se “diluyan” las propiedades de la “poción adelgazante”: si por ejemplo te bebes una manzanilla habrás “matado” la capacidad saciante del agua caliente. Esta infusión te va a revitalizar el estómago y va a hacer que tengas más hambre.

Por encima de todo lo más importante es que seas consciente de que los atracones de comida sean con la excusa que sean (ya sea por reunirse con la familia o por volver a casa en Navidad), no son aconsejables para tu organismo. Y no lo son no sólo porque vayas a engordar. Eso no es lo que más te debe preocupar. Tampoco son aconsejables porque puede poner en riesgo tu salud.

No obstante, todos los expertos en nutrición coinciden que el mejor quemagrasa para perder peso en poco tiempo es conseguir un déficit calórico. En otras palabras, tratar de quemar al día más calorías de las que consumimos. Así de sencillo. Esto se puede lograr haciendo deporte y manteniendo una alimentación sana y equilibrada, dejando los excesos, la comida industrial y los alimentos azucarados, a un lado.

A la hora de plantearte que necesitas adelgazar tienes que tener siempre en cuenta que lo importante es que te convenzas de la necesidad de coger hábitos más saludables. Si optas por una solución que te restrinja en exceso algún tipo de alimento acabarás dejando esa dieta y sufrirás el tan temido “efecto rebote”. Este té también es bueno para cambiarlo por el postre y bajar aún más kilos en tu rutina.