No hace falta dejar las salsas si estás tratando de adelgazar. La clave está en elegir bien cuáles debes comer y cuáles no. En líneas generales, hay que desterrar las salsas "de bote" porque llevan muchos azúcares y aditivos, pero pocos nutrientes. La opción más recomendable es hacer tus propias salsas para acompañar los platos. De esta forma, te aseguras que no llevan ningún ingrediente que pueda ser perjudicial y, además, incorporas todos los nutrientes necesarios para una dieta equilibrada. Las tres salsas que te presentamos a continuación no solo no engordan sino que contienen ingredientes que te aportar nutrientes necesarios para el organismo y alimentan. No son calorías vacías.

Salsa rosa saludable

La salsa rosa no es una mezcla de képtchup y mayonesa. Existe una versión mucho más saludable y con un toque fresco que le viene genial a ensaladas o a platos más aburridos como pueden ser unos ñoquis. Para hacer la salsa solo hay que triturar todos los ingredientes.

  • 150gr de yogur griego natural
  • Media remolacha cocida (y un poco del líquido)
  • Zumo de medio limón
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Sal y pimienta al gusto

Salsa verde de espinacas

Todo plato que lleve espinacas es un plato recomendable porque tiene muchas propiedad buenas para la salud (aquí te contamos por qué debes comer espinacas). Es a opción perfecta para hacer una versión más saludable de la pasta al pesto. También le queda muy bien como acompañante a unas verduras a la plancha. De nuevo, para hacer esta salsa solo hay que triturar todos los ingredientes.

  • Un puñado abundante de espinacas
  • Un puñado de nueces (también se pueden poner almendras o combinar ambos frutos secos)
  • El zumo de medio limón
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Un yogur natural sin azúcar
  • Queso parmesano (este ingrediente es opcional. Si quieres que sea una opción más saludable lo mejor es evitar ponerlo).

Alioli de aguacate para patatas o nachos

Las patatas y los nachos suelen ir asociados a salsas poco saludables, aunque no siempre. Hay una salsa de aguacate muy saludable que sirve para dippear y hacer comidas más informales. Además, sirve para aprovechar los aguacates que ya están demasiado maduros. La elaboración es muy sencilla: hay que mezlcar en una batidora todos los ingredientes.

  • Aguacate
  • Un diente de ajo
  • Un poco de leche o leche vaporada
  • Sal

Todas estas salsas son perfectas para dar alegría a los platos y se pueden variar algunos ingredientes en función de los gustos.