Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero analiza la evolución de la escuela infantil de Lugones y sopesa ampliarla

El centro para niños de hasta 3 años que se abrirá en 2023 en el antiguo cine de la Pola elevará a 125 las plazas públicas en el concejo

Recreación de la escuela infantil proyectada para Pola de Siero.

Recreación de la escuela infantil proyectada para Pola de Siero.

El Ayuntamiento de Siero sigue de cerca la evolución del centro y sopesa la ampliación de la escuela para niños de hasta tres años de edad de Lugones. “Ahora mismo estamos haciendo un seguimiento de cuántas peticiones hay y cuántas plazas quedan vacantes. Dependerá de la demanda”, señaló ayer el alcalde, Ángel García. Sobre la mesa no hay ningún proyecto de creación de un nuevo centro en otras localidades del concejo también con un amplio espectro de población infantil, como La Fresneda, por ejemplo, cuyos niños acuden a Lugones. La prioridad actual del Ayuntamiento es “reforzar los centros existentes”, ya que acaba de sacar a licitación la obra para la escuela de bebés del antiguo cine de la Pola y se espera que supla en muy buena medida la demanda existente.

Actualmente, en Siero hay dos escuelas infantiles de titularidad municipal, que están en los dos núcleos más poblados del concejo, Lugones y la Pola, y tienen disponibles plazas para 85 alumnos. En la capital está “el Carmín”, que tiene un total de 38 plazas, distribuidas de forma que en la primera franja de edad, hasta un año, hay siete plazas; entre uno y dos años hay trece, y entre dos y tres años hay dieciocho. En Lugones, por su parte, está “La Manzana”, que tiene cuatro aulas, con capacidad para albergar 47 alumnos. Son ocho niños de hasta un año, trece niños de entre uno y dos años y 26 niños entre dos y tres años. La conversión del antiguo cine de la Pola en una tercera escuela conseguirá que haya cuarenta nuevas plazas, hasta sumar 125 en todo el concejo.

“Consideramos que la escuela infantil juega un papel fundamental, no solo educativamente, sino también para la conciliación familiar”, afirma Ángel García, que considera que el nuevo centro favorecerá que haya familias jóvenes que elijan Siero como lugar para vivir. “Mejorará la calidad de vida en la localidad, y además, será un motivo de atracción para nuevos moradores”, resaltó. En sus objetivos está que la nueva escuela entre en funcionamiento para el curso escolar de 2023. Según las previsiones, el proyecto se elaborará en 18 meses una vez que esté licitado. Esto quiere decir que si ese proceso se hiciera antes de abril del próximo año, para septiembre de 2023 ya podría empezar a utilizarse.

Pero esta no es la única opción que se baraja desde el Ayuntamiento para responder a la demanda de la ciudadanía sierense en relación a las escuelas infantiles. En el otro centro, en “La Manzana” de Lugones, sopesan hacer una ampliación en el caso de que finalmente se demostrase que resulta necesario. De momento, se está haciendo un seguimiento en relación a las plazas vacantes y al número de peticiones existentes, teniendo en cuenta que muchos de los niños que allí acuden proceden de La Fresneda, donde también se prevé que se abra un nuevo colegio infantil para el próximo año, pero en este caso, de titularidad privada.

“Soluciones”

Los datos de junio indicaban que para el próximo curso habría 56 niños en lista de espera, de los cuales 16 aún no habían nacido y no se pueden incluir como matriculados hasta que no hayan nacido. El procedimiento indica que no se incluyan hasta que la madre no haya dado a luz y realmente necesiten el acceso a la escolarización.

“Sabemos que hay una amplia demanda y queremos que quienes se han quedado sin plaza vean, al menos, que estamos buscando soluciones”, concluyó el regidor sierense.

Compartir el artículo

stats