Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente del Lugones, tras la protesta de padres y entrenadores del club: "Ver a niños insultándote te hace replantearte las cosas"

"Quiero pedir perdón por los errores", dice Guillermo Fernández tras la concentración en su contra del lunes

Un momento de la protesta del lunes contra el presidente del Lugones, en Santa Bárbara. | LNE

Guillermo Fernández, presidente del Atlético de Lugones, aún está digiriendo lo que sucedió el lunes en el campo de Santa Bárbara, donde más de 200 personas, la mayoría entrenadores, padres y jugadores de las categorías inferiores del club, se concentraron para exigir su dimisión achacándole incumplimientos a la hora de proporcionarles un material digno para competir y un mal trato hacia los entrenadores. El paso previo a esta concentración fue que un grupo de técnicos envió un comunicado a los padres informándoles de su intención de dimitir si el presidente no lo hacía y el club, a través de otro comunicado, aceptó esas dimisiones.

El viernes, a las 19.00 horas en primera convocatoria, se celebrará una asamblea, que ya estaba convocada para, según el presidente del club, "presentar un proyecto de futuro y el presupuesto de la temporada", pero que después de lo sucedido está abierta a que se traten otros temas: "Si el pueblo quiere otras soluciones te tienes que replantear las cosas", admite Guillermo Fernández en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA, en las que lamenta lo que sucedió anteayer: "Nosotros, después de lo del lunes, nos estamos replanteando las cosas porque ver a niños de 6 y 7 años con carteles y con sus padres insultándote es duro".

En cualquier caso, el presidente del Atlético de Lugones, pide "disculpas por todos los errores que hayamos podido cometer", aunque considera exagerado todo lo que sucedió. "Hay ropa, sin dorsal y con dorsal, puede que falten algunas tallas y que haya algunas excepciones, pero ropa sí que tenemos", insiste. En cuanto al mal trato, lo niega de manera tajante. "En ningún momento (se produjo el mal trato). Además, por mis responsabilidades, delegué en Samuel Ruiz, una persona que tiene toda mi confianza, que lleva más de 20 años en el fútbol. Es más, diría que si ha habido algún problema es que se les ha dado demasiada libertad (en referencia a los entrenadores)".

Guillermo Fernández se convirtió en presidente del Atlético de Lugones hace dos temporadas, aunque llegó al club antes, desempeñando varias funciones hasta que se puso al frente. Y se pregunta "¿por qué esta gente que estaba aquí hace años no quiso hacerse cargo del club antes y sí quiere ahora?".

Otro de los que se siente molesto por lo que está sucediendo es Samuel Ruiz, coordinador de los equipos por encima de categoría alevín: "El tema del material no es cierto, hay balones y en cuanto a las camisetas, puede que hayamos cometido errores, pero no es verdad que no haya camisetas, se ha podido tardar más en reponer alguna de alguna talla, pero sí las hay". Y, tanto el presidente como el coordinador, lamentan que "habiendo entrenadores los niños no estén yendo a entrenarse". Y es que, asegura Ruiz, "de 40 alevines fueron a entrenarse 10". También lamenta Ruiz que se le haya echado del grupo de whatsapp que tienen los equipos de pista con los padres, lo que está dificultando que se les informe de que sigue habiendo entrenamientos con los nuevos técnicos que han llegado al Lugones.

Compartir el artículo

stats