Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales asturianos logran capear la pandemia, con un 46% de camas libres

Sindicatos y sanitarios no ven justificado abrir ahora el espacio montado en la Feria de Muestras l El Sespa ha derivado a trece enfermos a centros privados

Hospital instalado en un pabellón de la Feria de Muestras de Gijón. J. RUS

Los hospitales asturianos han conseguido, hasta el momento, capear los zarpazos de la pandemia de COVID-19 sin apreturas. Según los datos facilitados por la Consejería de Salud, la red hospitalaria regional solo tenía ocupadas -anteayer, lunes- 81 de sus 204 camas de cuidados intensivos (UCI), sumando los pacientes infectados por el coronavirus (69) y los no infectados (12). Estas cifras implican una tasa de ocupación del 40 por ciento. En cuanto a las camas instaladas en las plantas de los hospitales, la tasa de ocupación se sitúa en el 54 por ciento, también sumando todo tipo de enfermos. Hasta la fecha, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha derivado a 13 infectados de coronavirus a los centros privados.

Estas cifras corroboran la idea que ayer adelantó este periódico: que hasta la fecha, y con todas las cautelas que se requieren en un proceso pandémico caracterizado por la imprevisibilidad, la red sanitaria de Asturias está lejos de verse desbordada, como ha sucedido en otras comunidades autónomas. También hay que tener en cuenta el trabajo realizado en algunos hospitales públicos para habilitar más espacios destinados a enfermos críticos, habida cuenta del elevado número de infectados que pueden requerir vigilancia intensiva y ventilación mecánica, y del largo promedio de estancia en la UCI -unos 25 días- de los enfermos infectados por el nuevo coronavirus.

Los especialistas y sindicatos consultados por este periódico aplauden que haya sido habilitado el hospital improvisado en el recinto ferial de Gijón. Sin embargo, en vista de la evolución de la pandemia, y de la holgura que aún presenta la red sanitaria, estiman que "no está justificado" ponerlo en marcha. Máxime si se tiene en cuenta la escasez de médicos y enfermeras en la región. Otra cosa sería -indica el dirigente del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA), José Antonio Vidal- que "aumentaran mucho los pacientes que ingresan o que hubiera que acoger a enfermos de otras comunidades autónomas". Algo similar sostiene Graciela Martínez, de Sicepa-Usipa: "A día de hoy, y si los expertos no se equivocan cuando dicen que hemos superado el pico de la pandemia, no está motivada la apertura del recinto Luis Adaro porque existen recursos suficientes. Nos preocupa que este tipo de maniobras escondan matices políticos, más allá de los sanitarios".

Compartir el artículo

stats