Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HUCA, el hospital español con más donantes en muerte encefálica

El número de donaciones en Asturias desciende un 13 por ciento por la pandemia, pero se mantiene por encima de la media nacional

HUCA

HUCA

La pandemia ha reducido el número de trasplantes y de donaciones de órganos, pero Asturias, pese a un descenso del 13 por ciento en número de donantes respecto al año pasado, se mantiene por encima de la media nacional, con una tasa de 45,5 donantes por millón de población. Además, el HUCA es el hospital español que más donantes en muerte encefálica ha registrado a lo largo de 2020.

La doctora Dolores Escudero, coordinadora autonómica de trasplantes, destacó ayer estos datos, los 46 donantes que ha tenido Asturias en 2020 y que el HUCA sea el que más donantes en muerte encefálica ha tenido de toda España, un total de 42, los otros cuatro fueron en asistolia controlada. El Principado aumenta hasta 83 el número de donantes, ya que incluye en esa cifra los donantes vivos de córnea y tejidos.

“No está mal del todo teniendo en cuenta los datos globales, somos la sexta comunidad en número de donantes por millón”, subrayó Escudero, que quiso destacar también que Asturias está por debajo de la media nacional en negativas familiares a donar los órganos de sus fallecidos, “con un 11,5 por ciento frente al 14 por ciento de media en España”, detalló.

El número de trasplantes también se ha visto reducido a causa de la pandemia, pero aun así se mantiene un alto nivel. A lo largo de 2020 se realizaron en Asturias 82 trasplantes de riñón, doce de corazón y 19 de hígado. Como explicó Escudero, hay que tener en cuenta que el año anterior, en 2019, Asturias había marcado un récord en trasplante renal, con 84 operaciones, con lo que un descenso de tan solo dos mantiene las cifras por encima de años prepandémicos como 2018, con 77 trasplantes de riñón.

Los trasplantes cardiacos bajaron de 16 a 12 y el mayor descenso se produjo en los hepáticos, con 19 trasplantes en 2020 frente a los 37 del año anterior. Además, se implantaron 108 córneas. Asturias se mantiene como una de las comunidades autónomas con mayor tasa de donaciones. Con ese 45,5 por millón de población se sitúa tras Cantabria (65,5), Navarra (53), Canarias (51,6), País Vasco (51,4) y Murcia (51). Según los datos hechos públicos ayer por la Organización Nacional de Trasplantes.

La pandemia ha frenado el ritmo de crecimiento de trasplantes, que se han reducido un 19 por ciento en el conjunto del país, mientras que las donaciones han caído un 23 por ciento (10 puntos más que en Asturias), pese a este descenso, España sigue manteniendo una situación de “excelencia” a nivel mundial en materia de donación de órganos.

En rueda de prensa para presentar el balance anual, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, han admitido que el sistema de trasplantes “no ha sido ajeno” a la pandemia y la presión hospitalaria, y, por tanto, en esta ocasión, “no se puede hablar de máximos históricos”.

A pesar de esta situación hostil en 2020 se realizaron en toda España 4.425 trasplantes de órganos gracias a 1.777 donantes fallecidos y 268 vivos.

Domínguez-Gil ha destacado “varios hitos” en 2020. Aquí se ha referido al trasplante infantil que el pasado año ha alcanzado un “máximo histórico”, con 197 trasplantados.

La responsable de la Organización Nacional de Trasplantes ha explicado estas cifras por el menor impacto del covid-19 en las unidades pediátricas de los hospitales, pero también por las medidas puestas en marcha desde la organización que preside para facilitar el acceso de los niños a esta terapia.

Además en 2020, ha dicho, se han resuelto 219 urgencias “cero”, las de pacientes que sin el trasplante tenían riesgo de fallecimiento en 24 horas y se han logrado 103 trasplantes en pacientes renales hiperinmunizados, es decir, pacientes para los que encontrar el donante adecuado es como “una aguja en un pajar”.

La presidenta de la ONT también ha subrayado que no se ha registrado ningún caso de sospecha de transmisión de la infección covid del donante al receptor y eso ha ayudado mucho a gestionar los programas.

El pasado año, España ha registrado una tasa de 37,4 de donantes por millón de población, una cifra superior al resto de países del entorno, pero bastante menor a la de 2019, que llegó a ser de 49 por millón de población, un récord histórico.

Domínguez-Gil también ha destacado el esfuerzo realizado en España en 2020, en plena pandemia. por mantener el programa de trasplantes, un esfuerzo que “supera con creces” a otros países del mundo en época prepandémica.

En nivel de actividad, ha informado de que en 2020 se realizaron 2.700 trasplantes renales, 1.034 hepáticos, 336 de pulmón, 278 cardiacos, 73 de páncreas y cuatro de intestino.

Compartir el artículo

stats