Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rivas “celebra la vida” en su estreno con la OSPA

El director se pone al frente de la orquesta en un concierto especial del Día del Libro

Iliych Rivas, en Oviedo. | Miki López

Iliych Rivas, en Oviedo. | Miki López

La Orquesta Sinfónica de Asturias (OSPA) se suma a la celebración del Día del Libro con un concierto extraordinario, que bajo el título “Te suena” propone acercar al público algunas de las obras musicales más populares de compositores como Rossini, Falla, Verdi, Liszt y Khachaturian. Este concierto extraordinario de la sinfónica asturiana, que cuenta con el patrocinio de LA NUEVA ESPAÑA, tendrá lugar mañana viernes a las 19.00 horas en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. Las entradas están a la venta a 10 y 15 euros en ospa.es y en las taquillas del teatro Campoamor. La OSPA estará dirigida en esta ocasión por el director venezolano Iliych Rivas.

Es la primera vez que Rivas se sube al podio de la sinfónica asturiana, aunque sus vínculos con Oviedo son muy estrechos y, hasta ahora conocía a la agrupación desde el patio de butacas, al asistir a sus conciertos. Se completa así “un bello desarrollo”, primero conociendo en trabajo de la OSPA como público, “y ahora pudiendo hacer música juntos”, comenta mientras recuerda el concierto del violinista Roman Simovic hace dos semanas.

“Una de las mejores cosas que han sabido hacer las orquestas españolas es hacer planes de forma inmediata, en el último minuto, adaptándose a las circunstancias cambiantes que vivimos”, y añade que la incertidumbre con las restricciones es tal que “vivimos casi de infarto, no sabemos hasta el último momento si podremos tocar, viajar o tendremos que cancelar”.

Asegura Rivas que la iniciativa de la OSPA con “Te suena” era la de hacer un programa distendido en el que “se celebre la vida, aprovechando que comenzamos a ver la luz”.

Rivas busca que cada uno de los programas que dirige tenga un hilo conductor detrás. “En este caso es la vinculación de la música con la literatura. Todas las obras tienen una relación literaria”, explica, y añade que “la única excepción” es la obertura de “El barbero de Sevilla” porque Rossini la tomó de otra ópera y no la escribió para la adaptación de Beaumarchais. Liszt en su preludio recurre a “unos versos preciosos” del poeta romántico Alphonse de Lamartine. “El sombrero de tres picos”, con Alarcón, “ya que Falla asimila muchas de las características de sus personajes, que se vinculan con instrumentos puntuales, como el fagot y el corregidor”, explica. El caso de “Las vísperas sicilianas” de Verdi, “la maestría reside en captar la ferocidad de esas luchas medievales” de la obra de Scribe, “que obliga a las maderas y a las cuerdas a estar en constante conflicto en la misma obertura” que se interpretará este viernes.

Aunque Rivas nació en Venezuela, toda su trayectoria la ha desarrollado en Estados Unidos, donde llegó con nueve meses. “Allí obtuve las primeras oportunidades de mi carrera, y a partir de los dieciocho años me instalé en Londres, sin perder mi vínculo con los Estados Unidos”. La carrera de Rivas nunca ha estado vinculada con el Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela porque su formación fue siempre fuera de Venezuela. “Soy una excepción”, bromea, pero reconoce que “ha sido un movimiento que ha cambiado la vida a muchos jóvenes en diversos lugares del mundo”. Añade también, que el éxodo de músicos desde Venezuela hacia Estados Unidos y Europa es enorme.

La juventud de Rivas hace que sus trabajos de dirección sean como director invitado con distintas agrupaciones orquestales. “Hemos sufrido muchas cancelaciones esta año pasado en nuestra agenda”, precisamente por la itineraria que lleva asociado el puesto y la necesidad constante de viajar. No obstante, la próxima temporada parece que volverá la normalidad para Rivas con el debut en la Philarmonie de París, con la Orquesta Nacional d’Île-de-France. “Hay mucha actividad, pero a partir del otoño”. Precisamente, su actuación en Oviedo puede realizarse gracias a una cancelación que sufrió Rivas en Belfast y se pospuso para este otoño.

“En Inglaterra, al igual que en el resto de Europa está todo parado. Están haciendo streaming, por lo que tenemos que valorar que el viernes en Oviedo tendremos público, que eso lo cambia todo”, explica, aunque sea con aforo limitado, Rivas concluye que la presencia de público en directo es “fundamental”.

Compartir el artículo

stats