Jorge Hernández tenía planeado en 2020 un viaje a Gstaad, una bonita estación invernal suiza, a la que no pudo ir por la pandemia. Ese sueño, que aún mantiene, junto a otros deseos que fueron despertándosele para cuando todo volviera a la normalidad y las situaciones peculiares vividas durante este periodo, están contenidos en los cuadros de su última exposición, “El año del murciélago”, inaugurada ayer en la Galería Aurora Vigil-Escalera, en Gijón, y que se podrá visitar hasta el 8 de junio.

Se trata de un recorrido por 16 cuadros, en los que Hernández muestra “ensoñaciones y lugares magníficos que no teníamos acceso a visitar” y “una recopilación de sucesos, vivencias, noticias de todo lo que hemos vivido socialmente, que ha sido como una distopía”.

El pintor lo ejemplifica en una de sus obras, en la que un oryx, un animal africano, se acerca la piscina de una vivienda. “Que los animales apareciesen en espacios usurpados por el hombre, como un aeropuerto, era algo muy peculiar que tenía que reflejar”, explica Hernández.

Reconoce que su obra tiene un carácter muy narrativo. Su técnica se mantiene, “aunque más depurada”, puntualiza. En “El año del murciélago”, Jorge Hernández también reflexiona sobre las ansias de libertad durante la pandemia. “La imposibilidad de viajar se refleja en una barca remando en seco”, apuntó. “La saturación de contenidos visuales, cine, series, películas y música” se reflejan en sus cuadros con guiños a la serie “Mad Men” o a la película “Thelma y Louise”. Las pinturas de Jorge Hernández son una oda al Hollywood de los años 50 y 60, especialmente el cinema “noir”, con inspiraciones modernas que beben de las redes sociales.

El confinamiento, cuenta, le sirvió al artista para disfrutar de la pintura, construir su nueva obra con más pausa. “La pandemia para los artistas ha tenido un punto positivo: más tiempo para frenar, reflexionar e investigar”, explicó Jorge Hernández. Detalles que añora, “como desayunar fuera de casa”, le han servido de inspiración y han quedado reflejados en sus cuadros.

La exposición “El año del murciélago” se puede visitar la Galería Aurora Vigil-Escalera (calle Capua, 21; Gijón) de martes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas; y los sábados de 10.00 a 14.00 horas.

“Se supone que el año de la pandemia ha sido producido por un murciélago, y me parecía interesante ese título para englobarlo todo”, reveló el artista.