Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio de la Universidad aclara el origen de los notarios en España

La investigación del profesor Miguel Calleja analizó a los escribanos de Ribadavia (Galicia)

Una investigación de la Universidad de Oviedo, en el contecto del octavo centenario de Alfonso X, ha contribuido a aclarar el origen de los notarios públicos en los reinos de León y Castilla El estudio explora las raíces de la praxis notarial mediante el análisis de los trabajos de los escribanos del concejo de Ribadavia, en Galicia, y ha detectado “un progresivo perfeccionamiento técnico en la redacción de documentos como una de las experiencias que conducen hacia la progresiva implantación del notariado público” en España. La investigación, del profesor Miguel Calleja, ha sido realizada en el Departamento de Historia de la Universidad de Oviedo y se ha publicado en “Journal of Medieval Iberian Studies”, una de las revistas de más impacto en su área del conocimiento.

La Galicia de la primera mitad del siglo XIII presenta indicios claros de una cultura jurídica en ebullición, según los autores de la investigación que incide en que. “un elemento clave en el proceso de conformación de una sociedad letrada es la constitución de oficiales capaces de conferir fe pública a los documentos escritos”. En los reinos de León y Castilla, un momento decisivo de ese proceso es la definición del notariado público en la obra legislativa de Alfonso X.

El estudio subraya que la implantación del notariado público se extendió de forma generalizada por las ciudades y villas del reino y su actuación como fedatarios los convirtió además durante siglos en testigos y narradores de la vida cotidiana. “Los millones de documentos notariales producidos desde entonces constituyen una de las fuentes fundamentales para la historia de las sociedades del pasado”, afirma el profesor Miguel Calleja.

Compartir el artículo

stats