Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más horas de inglés, enseñanza por proyectos y promoción automática en los cursos impares: así será el nuevo Infantil y Primaria

Educación presenta los desarrollos curriculares de la LOMLOE, que dan además más peso a la Educación Física

Varios alumnos de Educación Infantil sentados alrededor de un círculo durante una clase. | Juan Plaza P. Palomo

Más horas de inglés, enseñanza por proyectos y promoción automática en los cursos impares. Estas son tres de las novedades que incluyen los currículos autonómicos de Infantil y Primaria, presentados esta mañana por el equipo de la Consejería de Educación y que comenzarán a aplicarse el próximo curso. Los decretos que desarrollan la reforma educativa LOMLOE potenciarán la enseñanza de inglés desde Infantil, con su implantación por primera vez en 3 años. Además, en Primaria se incrementará el idioma en una hora semanal respecto al horario actual. Otra de las novedades que incluyen los textos (aún pendientes de su publicación en el Bopa) es el aprendizaje por proyectos. Así, a partir del próximo curso, los centros deberán dedicar al menos un 20% de su horario a desarrollar este tipo de trabajos transversales. Esta es una "apuesta" del Gobierno regional, pues la norma estatal no fijaba un tiempo mínimo. Más cambios: la promoción (pasar de curso) será automática en los cursos impares. Esto quiere decir que los alumnos solo podrán repetir (es excepcional) al final de cada ciclo, en 2º, 4º y 6º. Además, desaparecen las calificaciones numéricas y se aboga por una evaluación "cualitativa y personalizada".

En una rueda de prensa celebrada esta mañana, la consejera de Educación, Lydia Espina, y el director general de Ordenación, Evaluación y Equidad Educativa, David Artime, aportaron más detalles de los nuevos currículos de Infantil y Primaria, que son claves para que los equipos directivos de los centros planifiquen el próximo curso. La asignatura de Educación en Valores Cívicos y Éticos se impartirá en 6º de Primaria (la ley pedía implantar en 5º o 6º), la coeducación tendrá un enfoque transversal, la Educación Física se incrementará media hora a la semana en Primaria, y se mantendrá el peso de Lengua Asturiana y Literatura y Cultura Asturiana. Religión, por su parte, mantendrá su horario, pero no contará para la nota del expediente académico y dejará de tener una asignatura espejo. Es decir, habrá una alternativa, pero tampoco será evaluable.

La Consejería de Educación abrirá la posibilidad a los centros de que se organicen por ámbitos, aglutinando varias áreas (ahora las asignaturas se llamarán áreas). De esta forma, se evaluará el ámbito en vez de las áreas. No obstante, en esto los colegios tendrán máxima flexibilidad y podrán optar por un modelo mixto, de combinar ámbitos y áreas.

La Consejera y el director general, en rueda de prensa esta mañana

Currículo de Infantil

 El nuevo currículo de Educación Infantil incluye por primera vez los dos ciclos: de 0 a 3 y de 3 a 6 años, con la idea de sintonizar el aprendizaje, garantizar la continuidad y conferirle identidad propia. Se mantiene la distribución de los contenidos en tres áreas, que conservan su esencia, pero que modifican su denominación y pasan a llamarse Crecimiento en Armonía, Descubrimiento y Exploración del Entorno y Comunicación y Representación de la Realidad.

El decreto indica que la enseñanza debe contribuir a que el alumnado adquiera autonomía personal, a que elabore una imagen de sí mismo positiva, equilibrada e igualitaria, libre de estereotipos sexistas y discriminatorios. También deberá aprender el movimiento, la comunicación, el lenguaje y las pautas elementales de convivencia y relación social. La coeducación y la igualdad son dos ejes transversales explícitos.

El currículo hace especial hincapié en la inclusión educativa mediante la aplicación de los principios del modelo Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA), centrado en la atención individualizada, adaptándose a las características, necesidades e intereses de cada estudiante, minimizando las barreras físicas, cognitivas o culturales.

Educación potenciará la enseñanza de Inglés desde Infantil, con su implantación, por primera vez, para el alumnado de 3 años, lo que incrementa la carga horaria total de la etapa. Tendrá un mínimo de tres y un máximo de cuatro horas semanales en toda la etapa, preferiblemente en sesiones de 30 o 45 minutos. Los centros tendrán que fijar, al menos, una clase a la semana en el primer curso, para el alumnado de tres años. Además, se dará prioridad, con una perspectiva lúdica, al aprendizaje de las destrezas de la comunicación oral.

Otra seña de identidad del currículo será el refuerzo de la enseñanza de la cultura asturiana desde Infantil, introduciendo elementos transversales que tengan en cuenta el contexto en el que está inmerso el alumnado. La idea esencial consiste en transmitir desde edades tempranas contenidos de sensibilización del entorno escolar.

Currículo de Primaria

El nuevo currículo apuesta por la transversalidad de contenidos y avanza en el aprendizaje por competencias. Se establecen 8 competencias clave para la etapa, en comunicación lingüística, plurilingüe, matemática y ciencia; tecnología e ingeniería; digital; personal, social y de aprender a aprender; ciudadana, y emprendedora y en expresiones culturales. Las asignaturas pasan a denominarse áreas y el decreto establece 8: Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales, Educación Física, Educación Artística, Lengua Castellana y Literatura, Lengua Extranjera y Matemáticas. Se añade por primera vez Educación en Valores Cívicos y Éticos, que en Asturias se cursará en 6º, con dos sesiones semanales de 45 minutos. La consejería ha optado por implantarla en el último curso de Primaria, al considerar que se trata de un año clave para la transición a Secundaria y más aconsejable desde el punto de vista pedagógico. Dentro de las competencias autonómicas se mantiene el peso de Lengua Asturiana y Literatura o Cultura Asturiana.

Nuevamente, el aprendizaje del Inglés es una de las principales apuestas. Esta área se incrementa en una hora semanal respecto al horario actual. Por otro lado, la intención de promocionar la salud queda reflejada en el incremento de media hora semanal en Educación Física.

Religión mantiene su horario, pero sus calificaciones no computarán en las convocatorias que se resuelvan mediante la nota del expediente académico y dejará de tener asignatura espejo. Es decir, habrá una alternativa, pero tampoco será evaluable.

La consejería ha decidido potenciar el trabajo por proyectos, para fomentar la transversalidad y el desarrollo de competencias. Esto implica que todos los centros deberán dedicar, al menos, el 20% del horario al desarrollo de proyectos integrados. Se ha fijado ese mínimo porque se corresponde con un día lectivo y puede facilitar la organización. Esta iniciativa tendrá que incluirse en la programación general anual.

También se abre la posibilidad de organizar la enseñanza por ámbitos de conocimiento, mediante el agrupamiento de varias áreas, tanto a la hora de impartirlas como en la calificación final. Habría, por tanto, una única nota. Un ejemplo de agrupamiento es el científico-tecnológico, formado por Ciencias Naturales y Matemáticas. Los centros también pueden optar por un modelo mixto, impartiendo parte del currículo por áreas y otra por ámbitos.

Los seis cursos de Primaria se organizarán en ciclos de dos años. La promoción será automática en los cursos impares y se decidirá por consenso del equipo de docentes en los pares. Si no hay acuerdo, se aplicará la mayoría simple, con el voto de calidad del tutor. La repetición seguirá siendo una medida excepcional (solo una vez en toda la etapa). Cuando el progreso del alumno o la alumna no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo. Desaparecen las calificaciones numéricas y gana peso la evaluación cualitativa y personalizada.

Carga horaria por asignaturas

Compartir el artículo

stats