Óscar, el guía de exposiciones que supera las barreras a pesar de no hablar y no caminar

El joven Óscar Fernández, sin poder hablar o andar, trabaja como guía de exposiciones en APAMP gracias a la tecnología

“Es una gran satisfacción porque me gusta mucho”, destaca

Óscar Fernández (1i) y Elías Regueira (3i) en una visita guiada a la exposición.

Óscar Fernández (1i) y Elías Regueira (3i) en una visita guiada a la exposición. / JAVIER TENIENTE

Mar Mato

Óscar Fernández Ferreira es un vigués de 29 años de edad con parálisis cerebral, lo que le impide hablar o andar. Sin embargo, las nuevas tecnologías le han permitido año a año ampliar su capacidad de comunicación hasta el punto de convertirse en guía de exposiciones.

Una de ellas ha sido “Diarama”, una muestra del fotógrafo y diseñador de Faro de Vigo, del Grupo Prensa Ibérica, Elías Regueira donde muestra el trabajo de varias sanitarias de la ONG Da Man en varias aldeas de Senegal. Las imágenes muestran cómo –desde el año 2011 hasta 2022– han ido aportando servicio odontológico, sanitario, hortícola, de placas solares o educación en diferentes zonas del país africano.

La exposición justo hoy cierra sus puertas en la sede de la residencia de APAMP en Navia, Vigo, pero Óscar ya sueña con seguir de guía en las venideras muestras que la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral preparará a partir de enero próximo.Óscar Fernández Ferreira es un vigués de 29 años de edad con parálisis cerebral, lo que le impide hablar o andar. Sin embargo, las nuevas tecnologías le han permitido año a año ampliar su capacidad de comunicación hasta el punto de convertirse en guía de exposiciones.

Óscar Fernández, con su tableta y los pictogramas.

Óscar Fernández, con su tableta y los pictogramas. / ELI REGUEIRA

Una forma diferente de guiar

Gracias a la tecnología implantada en su silla de ruedas, puede desempeñar su función. Con los pies puede accionar el joystick inferior y así dar órdenes a la silla hacia dónde moverse. Con unos ligeros golpes de la cabeza hacia atrás toca un sensor instalado en la parte superior de la silla para moverse a lo largo de los pictogramas que muestra la pantalla de la tableta.

De estos pictogramas puede saltar a las fotos de la exposición que van apareciendo en la tableta y a medida que hace clic en ellas se acciona una voz en off que presenta y contextualiza cada imagen.

Es también a través del sensor que se puede comunicar con su móvil incluso utilizando whatsapp, lo que le permite responder por escrito a una entrevista con Faro de Vigo para este reportaje en colaboración con Inés Gómez, trabajadora de APAMP.

Óscar, con parálisis cerebral, hace de guía en la expo de Elías Regueira.

Óscar, con parálisis cerebral, hace de guía en la expo de Elías Regueira. / JAVIER TENIENTE

"Me hace sentirme útil y valorado"

Explica el joven –de Ourense pero habitante de Vigo ya que reside en la Residencia de APAMP en la urbe olívica– que trabajar de guía en la exposición “supone una gran satisfacción. Me gusta mucho. Lo siento como un trabajo y una gran responsabilidad, ya que participo en la elaboración de los textos y me supone horas de ensayo. Me hace sentirme útil y valorado; los visitantes me prestan mucha atención y son muy agradecidos con mi trabajo”.

Ese resultado final no es el fruto de algo al azar. “Son –detalla Fernández Ferreira– muchas horas de trabajo previo con la logopeda. Ella recibe información por parte del artista y, entre los dos, decidimos qué contenido volcar en la tableta y el orden del mismo. Como no tengo lectoescritura, identifico cada obra o parte de la visita guiada con un pictograma o una imagen que represente el contenido o aquello que voy a contar”.

Foto de la exposición "Diarama".

Foto de la exposición "Diarama". / ELÍAS REGUEIRA

Ser el guía de la exposición supone mucho para él. Explica que, principalmente, le permite relacionarse con la gente que la visita. No obstante, también señala como destacado el hecho de que los conozcan y que quienes acudamos a la muestra reflexionemos sobre “cómo las personas sin comunicación verbal nos comunicamos. Sinceramente no hay algo concreto que me cueste mucho. Lo disfruto, me gusta, así que aunque a veces cueste, lo llevo bien”.

Un trabajo en Senegal

A través del itinerario marcado y siguiendo a Óscar vamos conociendo los detalles de “Diarama”, el trabajo que gente como la pediatra Pilar Martínez, fundadora de la ONG Da Man, –y concejala en Redondela de Persoas Maiores e Infancia– ha realizado con distintas sanitarias allí en los últimos años.

Niño retratado en Bandafassi, Senegal, en 2011.

Niño retratado en Bandafassi, Senegal, en 2011. / ELI REGUEIRA

Su “proyecto estrella” como se apunta y se muestra en la exposición es la escuela. “Ya va por los cuatro niveles y las chicas y chicos se examinan en Dakar aprobando casi todos. Es el refeente. Los padres están contentos de llevar a sus hijos allí”, explica Elías Regueira.

La educación, lo principal

El fotógrafo del proyecto detalla que para convencer a las familias de que envíen a los vástagos al colegio la ONG ideó construir, además del edificio de la escuela, pozos de agua. Este dato es crucial ya que normalmente los pequeños deben emplear las mañanas en ir a buscar agua y llevarla a casa. Al tenerla allí en el colegio se ahorran horas de camino en busca de la misma.

En Boulel, en el entorno de este poblado, Da Man construyó la escuela, su proyecto estrella.

En Boulel, en el entorno de este poblado, Da Man construyó la escuela, su proyecto estrella. / ELI REGUEIRA

A mayores, Da Man les ofrece el almuerzo con lo que los padres se ahorran una comida al día, lo que económicamente es muy importante en la vida familiar.

Si para Óscar el participar de guía de la exposición le sirve para realizarse, lo mismo ocurre a Regueira como fotógrafo de la iniciativa: “Siempre que colaboras te sientes bien, te aporta. Te permite conocer otro mundo, otra forma de vida. A diferencia de otras ONG, aquí no hay sueldos. Toda la aportación económica va hacia allí”.