Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la buena senda

Solo el Sporting que subió con Preciado tenía más puntos que el actual en la sexta jornada l La nota positiva de la conexión de la generación del 98 contrasta con la pérdida de fuerza en ataque

Nacho Méndez intenta irse de Apeh ante la mirada de Manu García y Suso Santana.

Nacho Méndez intenta irse de Apeh ante la mirada de Manu García y Suso Santana. JUAN PLAZA

David Gallego fue claro. El Sporting respiró con un punto. Lejos de lamentar la pérdida de dos, con el empate en la recta final del Tenerife, el entrenador rojiblanco asumió como positivo el empate en un partido que dejó la nota positiva de la conexión de la generación del

El Sporting concluye la sexta jornada con su segunda mejor cifra de puntos en la categoría desde que los triunfos valen tres y no dos puntos. Los 13 puntos actuales solo son superados por los 14 que llevaba el Sporting en la 2007-2008, el curso en el que con Preciado de entrenador los rojiblancos acabaron por el buen camino. Incluso el equipo que ascendió con Abelardo en 2015 tenía 12 puntos, uno menos que ahora.

El gol del Tenerife, que neutralizó el de Nacho Méndez, provocó que al Sporting se le escapase el liderato en el último suspiro, y también su mejor inicio en puntuación en el último cuarto de siglo. Pero aun así la sensación de dar un paso corto, pero en la buena línea, también se saborea. Solo han recibidos dos tantos los rojiblancos en lo que va de competencia, y solo uno de ellos fue en jugada -el otro llegó en un penalti-. Esa solvencia defensiva, pese a quedarse sin Babin, un pilar clave los últimos años, se sigue manifestando en un equipo que ante el Tenerife sufrió algo más que en otras jornadas, y que intimidó menos el área rival.

Esa pérdida de fuerza en ataque fue uno de los puntos que preocupa a Gallego. El técnico, sin alardes en las cuatro primeras jornadas con pleno de triunfos, también quiso trasladar ese mensaje prudente. "Más que perder dos puntos, ganamos uno. El Tenerife nos sometió con balón y nos desgastó mucho", afirmó tras el partido.

El Sporting se adelantó en una gran jugada al contragolpe, en un partido en el que tuvo como protagonistas a la generación del 98. Nacho Méndez, titular por primera vez tras solucionar su renovación, recibió un pase de Manu García y asistió para marcar a Pedro Díaz. Los tres centrocampistas, jugadores de gran calidad, y pilares del futuro del club, saborearon su gran conexión en la jugada de gol, en un partido en el que quedó también la sensación agridulce de que Manu García quedó diluido en la banda izquierda.

El Sporting se ha plantado en la sexta jornada en puestos de ascenso directo. David Gallego logró un pleno de triunfos en las cuatro primeras jornadas, y también recuperar el gol en Djuka. El derbi fue un frenazo, del que al menos se ha recuperado ahora el equipo rojiblanco con un punto. El balance, de 13 puntos sobre 18, es más que positivo. Aunque el empate ante el Tenerife haya dejado alguna duda, y de nuevo la sensación de Mariño como salvador con una parada mágica, también es cierto que el plan del Sporting sigue funcionando. Salvo en el Carlos Tartiere, en el resto de los partidos los rojiblancos han conseguido marcar al menos un gol. Ante el Tenerife el Sporting supo aprovechar su momento. Y mantiene esa sensación de que, pese a tener un día más espeso, su oportunidad acabará llegando.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats